Defensoría del Pueblo y activistas entregarán la Ley…
Solo el 28% de UPC en Quito está activo permanentemente
Test casero de covid-19 no justifica ausencia laboral
Camión transportaba 255 kilos de cocaína en Pastaza
Dos aviones colisionan al intentar aterrizar en EE.U…
Más de 4 000 operativos se han cumplido durante esta…
Quito acogerá reunión de países latinoamericanos con…
Militares se enfrentaron a grupos irregulares de Col…

Crecida del río Bobonaza por lluvias afectó dos puentes de Pastaza

Dos puentes peatonales se destruyeron con la crecida del río Bobonaza y dejaron incomunicada a la comunidad Pakayaku. Foto: cortesía Confeniae

Dos puentes peatonales se destruyeron con la crecida del río Bobonaza y dejaron incomunicada a la comunidad Pakayaku. Foto: cortesía Confeniae

Dos puentes peatonales se destruyeron con la crecida del río Bobonaza y dejaron incomunicada a la comunidad Pakayaku. Foto: cortesía Confeniae

La mañana de este domingo,, 8 de junio del 2020, técnicos del Servicio Nacional de Riesgos y Emergencias ingresarán por vía aérea a Pakayaku para evaluar los efectos de la crecida del río Bobonaza. Las comunidades indígenas de ese sector reportaron la afectación de dos puentes peatonales.

“Hasta el momento no tenemos reportes de pérdida de medios de vida o viviendas, pero necesitamos hacer una evaluación en el territorio para determinar la afectación real”, informó Gestión de Riesgos.

La crecida del río se inició la tarde del viernes 5 de junio del 2020. Las fuertes lluvias que cayeron en la parte alta de la Amazonía provocaron el incremento del caudal.

A través de su cuenta de Twitter, la Confederación de Nacionalidades Indígenas Amazónicas del Ecuador informó que los puentes están destruidos y que hay comunidades incomunicadas y en muy alto riesgo. “Pedimos al COE Nacional y a las máximas autoridades de la provincia y la región el apoyo inmediato en territorio”, señalan en el tuit.

Los habitantes de Sarayaku también permanecen en alerta por el incremento del caudal del río. En una publicación en redes sociales informaron que el caudal estaba alto, pero “aún no rebasa el nivel normal”.