Guillermo Lasso pidió la renuncia del director de In…
Gobierno establece fechas para diálogo con la Conaie…
Pfizer/BioNTech dicen que datos muestran que vacuna …
Miles de personas huyen mientras la lava del volcán …
Hombre armado mata a ocho personas en tiroteo en una…
La carrera por la Alcaldía va a paso lento en Quito
Interpol asegura que Sebastián Yunda se encuentra en Bolivia
La escasez de ‘chips’ afecta la oferta de TV, vehíc…

Inocar alerta de un aguaje máximo durante esta semana

El Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar) emitió un informe sobre un

El Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar) emitió un informe sobre un "aguaje máximo" que se pronosticó se registraría desde el martes 22 hasta el viernes 25 de enero. Foto: Cortesía / Lourdes Limones Rosales

Aguaje registrado en Salinas (Santa Elena) el pasado 24 de enero de 2019. Foto: Cortesía Lourdes Limones Rosales

El Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar) informó que del 20 al 24 de febrero de 2019 se presentarán condiciones de aguaje máximo en todo el Litoral y en la región Insular. El incremento del nivel del mar comenzará este martes 19 de febrero de 2019. 

La entidad indicó que las fases de pleamar (marea alta) se presentarán sobre los valores normales, al igual que la disminución durante las bajamares (mareas bajas), con un recogimiento inusual del agua.

En diciembre de 2018, el periodo de aguajes coincidió con fuertes oleajes que causaron daños en localidades costeras de Esmeraldas, Manabí, Santa Elena y El Oro. El Servicio Nacional de Gestión de Riesgos registró 584 personas afectadas, un herido y 24 damnificados. La fuerza del mar también causó daños en 139 viviendas y diez fueron destruidas.

Sin embargo, en esta ocasión el Inocar señaló que no se esperan comportamientos irregulares del oleaje. Pese a ello, puntualizó que “el aumento del mar podría, en algunos casos, inundar zonas que se encuentren próximas a la línea de playa y, además, generar mayores corrientes de resaca y socavamiento de la arena”.

La entidad pide tomar precauciones, especialmente en las estructuras construidas muy cerca de la costa, así como en las actividades turísticas y recreativas que se realizan en el borde costero.

El Inocar explicó que este comportamiento del mar se relaciona con eventos astronómicos, por la atracción gravitacional del sol y la luna sobre la Tierra. “No tiene ninguna relación con fenómenos atmosféricos o de tsunamis, los cuales son monitoreados permanentemente por el Centro de Alerta de Tsunamis del Inocar”, aclaró la institución a través de un comunicado.

Suplementos digitales