Cámaras de seguridad registraron asalto en una carni…
Los cangrejos vuelven a la mesa; se recomienda consu…
La Corte Constitucional archiva pedido de Comité sob…
¿Por qué hubo una baja adjudicación de medicamentos …
Testimonio de inseguridad: ‘Los delincuentes m…
Asamblea suspende designación de miembros de Juntas …
Municipio busca a conductor que invadió ciclovía en …
Cpccs espera ‘refrescar’ la Defensoría d…

Baltazar Ushca, el último hielero del Chimborazo, recibió la primera dosis de la vacuna contra el covid-19

Baltazar Ushca, de 77 años, recibió la primera dosis de la vacuna contra el covid-19. Fotos: Cortesía / MSP

Baltazar Ushca, de 77 años, recibió la primera dosis de la vacuna contra el covid-19. Fotos: Cortesía / MSP

Baltazar Ushca, de 77 años, recibió la primera dosis de la vacuna contra el covid-19. Fotos: Cortesía / MSP

Baltazar Ushca, conocido como el último hielero del Chimborazo, recibió la primera dosis de la vacuna contra el covid-19 el fin de semana pasado. Según el Ministerio de Salud Pública él es una de las 68 511 personas de la zona centro del Ecuador, que ya recibieron la inmunización.

Baltazar posó sonriente y con su pulgar en alto junto al equipo de enfermeras y médicos que le atendieron en uno de los puntos de vacunación de Guano, en Chimborazo. “Ahora voy a poder trabajar nuevamente en el museo”, contó a los médicos.

Baltazar Ushca tiene 77 años y es reconocido por continuar con su oficio de extraer hielo de los glaciares del Chimborazo. Antaño gran parte de los pobladores de su comunidad Cuatro Esquinas se dedicaban a la venta del hielo del coloso, pero hoy sólo él conserva ese trabajo.

Un salón del Museo Municipal de Guano está dedicado a los hieleros. Allí incluso hay una estatua de Baltazar, y es él quien presenta los detalles de su vida a los turistas que visitan el museo.

Él habla un escueto español, su idioma materno es el kichwa y no comprende los pormenores del coronavirus y la pandemia que paralizó el mundo. Sin embargo, sabe que los turistas dejaron de llegar debido al virus, por lo que no ha podido trabajar.

Baltazar se despidió de los médicos que lo vacunaron invitándolos a visitarlo en Guano. Él les dijo que ahora que está vacunado “todo va a mejorar”.

Suplementos digitales