La lava arrasa una gasolinera y amenaza una iglesia …
11 días de vacaciones en Moscú y cierre de actividades
Calles y Asamblea, las dos vías de las movilizaciones
Los vacunados con Sinovac afrontan más limitaciones …
Ecuatorianos laboran bajo 42 tipos de contrato
Evaluación ciudadana, clave en cobro de tasa de segu…
Bancos comunales son un soporte para 6 000 familias …
En plena audiencia, un niño le pide al Papa su solideo

En las bahías se vive un ambiente de tensión

El ambiente en las bahías, en el centro de Guayaquil, es tenso. Un grupo de trabajadores informales camina sin parar de un lugar a otro para colocarse en algún sitio y atento a si los policías metropolitanos están detrás de ellos.

Los comerciantes, apenas ven a un policía municipal caminan presurosos y se adentran en los pasajes de la bahía.

Carmen Anchundia (38 años), comerciante de la bahía, señala que no puede estar fija en un determinado lugar, debido a que los policías municipales comienzan a molestarla. Ella por temor a que los metropolitanos le quiten su mercadería, prefiere andar en pareja.

Anchundia camina por el sector junto con Verónica Hernández (32).

La calle Olmedo es custodiada por los miembros de la Policía Nacional que recorren a pie o en motocicletas el sector. Entre tanto, los policías metropolitanos permanecen parados en determinados puntos, en grupo de a dos o cinco, vistiendo un casco y escudo protector, además del tolete. Redacción Guayaquil

Suplementos digitales