15 de August de 2009 00:00

Las economías más fuertes se recuperan

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Agencias, Redacción Negocios  
negocios@elcomercio.com

Tres de las grandes economías del mundo han dado las primeras señales de recuperación, lo que sería un indicio de  que la crisis ya tocó fondo entre enero y marzo de  2009.

El anuncio de una sorpresiva reanudación del crecimiento en el segundo trimestre en Alemania y Francia aviva la esperanza de una salida progresiva de la crisis económica en Europa. 

Luego de cuatro trimestres consecutivos de contracción de su Producto Interno Bruto (PIB), Alemania, la primera economía de la zona euro, y Francia anunciaron un regreso del crecimiento, con un alza idéntica de 0,3% en el segundo trimestre de 2009 en comparación con el primero.

Otra cifra que da aliento es la de Estados Unidos: la economía se contrajo en 1%   en el segundo trimestre, una  caída muy inferior al desplome de 6,4%  registrado  en el período enero-marzo.
 
Este escenario ha hecho pensar que la recesión en EE.UU.  probablemente terminará en el tercer trimestre de este año, pero existe incertidumbre sobre la rapidez y la duración del período de  reactivación económica.

El  sondeo más reciente entre economistas privados, denominado  Blue Chip Economic Indicators, divulgado por Reuters,   mostró que un 90% de los encuestados cree que este trimestre finalizará el  declive económico.

A pesar del mejor panorama económico en EE.UU., el desempleo seguiría siendo un problema, con una previsión  de la tasa de desocupación  sobre el 10%  a finales  de este año o a comienzos de 2010, mostró el sondeo. 

También en EE.UU., se espera que el crecimiento en la segunda mitad del año sea alentado por una reducción en el ritmo de  la  liquidación de inventarios de las empresas, por una mejora marginal en el gasto del consumidor y la inversión residencial.

En tanto,  Alemania, que sigue siendo la primera potencia exportadora del mundo, registró un claro crecimiento en su comercio exterior a pesar de que, debido a la crisis en la economía mundial, se redujeron sus ventas.

Pero como la bajada de las importaciones fue más pronunciada que la de las exportaciones, las cuentas arrojaron un resultado positivo en la balanza comercial.

En Francia, el crecimiento del PIB fue una sorpresa, ya que las previsiones macroeconómicas del Gobierno y los pronósticos de los analistas daban por sentado que la contracción seguiría por al menos seis meses más.
 
El analista económico Mauricio Pozo señaló que las grandes economías como Alemania y Francia tienen más posibilidades de recuperarse debido a la fortaleza de su producción. “Si un sector de la industria se recupera, existen grandes posibilidades de que eso se replique a otros rubros”.

Según Pozo, la recuperación de estas grandes economías es beneficiosa  para Latinoamérica. En particular, para Ecuador, buenos resultados en la economía estadounidense se pudieran traducir en una mejora  de las exportaciones, agregó Pozo.
 
Otro país que registró crecimiento en el segundo trimestre  fue Portugal, con un 0,3%. El primer ministro de ese país, José Sócrates, mostró su optimismo y dijo que las consecuencias de la crisis solamente se sentirán por unos meses más en la zona del euro.
Eslovaquia logró  los datos más alentadores en la Unión Europea,  con un crecimiento del 2,2%. Sin embargo, 16 países de la zona mostraron resultados más bajos en comparación con el primer trimestre; es decir, continúa la contracción de la economía. 
 
En tanto, la economía española, de la que depende parte de las remesas que llegan a Ecuador, se contrajo en 1%. En variación anual, la caída del PIB fue del 4,1%. Estas cifras “se sitúan en línea con las previsiones macroeconómicas aprobadas por el Gobierno en  junio”, afirmó el Ministerio de Economía

A pesar de estas cifras, la situación en España parecería moderarse, pues la contracción del PIB en el segundo trimestre es inferior al 1,9% del primer trimestre.

Sin embargo, el Gobierno español es cauto y mantiene   la estimación de un crecimiento negativo del 3,6%  para   el ejercicio económico de 2009. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)