Distribución de gas en Quito aún no se normaliza; es…
Gobierno colombiano investiga posible muerte del jef…
Los casos de covid-19 siguen en aumento, aunque sin …
Terminal de Carcelén con poco movimiento este sábado…
Madre con presunto problema mental asesinó a su bebé…
Ecuatoriano murió durante sometimiento policial en E…
Guayaquil ya vive sus fiestas julianas
La marcha del Orgullo tendrá siete bloques en Guayaquil

4 dudas sobre el 4×4

El 17 de julio pasado, mientras el Ministro de Comercio Exterior cerraba en Bruselas un acuerdo para liberar el comercio con la Unión Europea, en Ecuador se firmaba la Resolución 023 del Consejo de Comercio Exterior (Comex) para restringir las importaciones bajo el sistema 4×4, a través de una tasa de USD 42 a cada paquete que ingrese bajo esta modalidad.

Los argumentos de autoridades y empresarios generan interrogantes. Primero, sostienen que hay una competencia desleal porque en el país se comercializa ropa que no paga impuestos, lo cual desnaturaliza el objetivo inicial del sistema 4×4, que era traer productos para uso personal.

Pero la Resolución 023 no mantiene el espíritu del sistema 4×4, pues ahora, así sea para uso personal, los usuarios tendrán que pagar los USD 42 por cada paquete de hasta cuatro kilos y hasta USD 400. Un segundo argumento es que la ropa que ingresa bajo el sistema 4×4 se usa para fines comerciales, afectando a la industria nacional. Aquí es importante cuantificar la supuesta afectación. Los propios empresarios dicen que el grueso del contrabando llega por tierra, a través de las fronteras, y por el aeropuerto, en maletas para abastecer a locales comerciales. Lo que ingresa bajo el sistema 4×4 es marginal, aunque sea el 70% del total. ¿Cuánto de eso es contrabando? Y más cuando las empresas de courier dicen tener sistemas de control para evitar abusos en el sistema 4×4, pues se puede saber quién compra, qué compra y con qué frecuencia.

Tercero. El debate ha girado sobre la ropa, pero la tasa que aplicará el Comex es a todas las compras por Internet. Por proteger a la industria textil se gravará con USD 42 a todos los productos, como si existieran más industrias afectadas. El Ministro de Industrias anticipó que habría excepciones, pero la resolución del Comex no menciona nada al respecto.
Y cuarto. Hasta ahora solo se han escuchado argumentos de los empresarios. ¿Y los consumidores? ¿El objetivo del buen vivir no era la gente?