26 de September de 2009 00:00

El descenso presiona a los clubes

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Deportes

Los pasillos del Complejo de El Nacional lucían vacíos, al mediodía de ayer. En este equipo, y en otros cuatro, la presión por evitar el descenso obligó a los jugadores a refugiarse en la concentración.

El Nacional, Barcelona, Manta, Liga de Portoviejo y Técnico Universitario son los equipos involucrados en la lucha por evitar el descenso a la Serie B.

Sin embargo, los criollos tienen  mejores opciones para mantener la categoría. Son octavos en la tabla acumulada con 40 puntos. Por eso, requieren al menos de un triunfo y un empate para salvarse. Los rojos recibirán mañana al Deportivo Cuenca.

En cambio, Barcelona, Manta Liga (P) tienen una lucha cerrada porque comparten el mismo puntaje (38 puntos). Barcelona visitará mañana a Liga de Quito. En cambio, el Manta irá a Ambato para medirse al Técnico Universitario. Liga (P) será local ante Macará.

Técnico, con menos opciones, aún puede salvarse. El ‘Rodillo’, con 30 puntos (en la acumulada) y un juego diferido (ante Emelec), debe ganar todos sus partidos y esperar otros resultados.

El Nacional con una concentración más rígida

Dos puntos en los últimos cinco partidos. Esos números mantienen a El Nacional ubicado a dos unidades de un grupo de tres equipos que pelean por evitar el descenso a la Serie B.

En la intimidad del cuadro rojo se reconoce el problema. Los resultados, además, mantienen al plantel con escasas opciones de clasificarse a la etapa final.

Por ello, un grupo de jugadores pidió al técnico Julio Asad adelantar el tiempo de concentración para los últimos juegos (ante Deportivo Cuenca y Macará).

La plantilla, liderada por el capitán Wellington Sánchez, se reunió en el Complejo. Ahí nació la iniciativa. “El plantel completo hizo la petición al profesor (Asad). Es mejor que el grupo esté unido por mayor tiempo. Eso nos fortalecerá espiritualmente”, se sinceró el delantero Edmundo Zura.

Por eso, a diferencia de anteriores juegos, el inicio de la concentración se adelantó para el jueves en la noche. Los rojos dejaron sus hogares y desde ese día permanecen en el complejo.

Una visita al Santuario de El Quinche y al cine están previstas antes del juego de mañana ante Deportivo Cuenca. Esas medidas son para evitar la presión por obtener una victoria. El partido se jugará a las 12:00 (al igual que el resto de la jornada) en el estadio Atahualpa.

El encierro de los jugadores se evidenció ayer. A las 12:00, Zura fue el único jugador que apareció por el pasillo del complejo. Asad decide hoy quiénes siguen  en la concentración. Con todo, el DT ensayó el equipo titular en las dos últimas prácticas. 

La alineación pudiera ser con Christian Mora; Érick de Jesús, Pavel Caicedo, Lisandro Torres, Fricson George; Marvin Pita, Sánchez, Flavio Caicedo, Fabricio Guevara; Michael Jackson Quiñónez y Orlindo Ayoví.

Los motivadores animan a los clubes manabitas

Robert Cevallos, presidente del Manta, se presentó ayer en el entrenamiento del club para animar a los jugadores. Los rostros de los futbolistas, que practicaron en el estadio Jocay del puerto manabita, reflejaban desesperación y tristeza por la última derrota ante el Olmedo (1-0).

“Hay que ganar como sea, estas son dos finales”. Esas fueron las palabras del directivo para motivar al plantel. Los jugadores lo escucharon al mediodía, tras una práctica intensa en el estadio. Los dirigentes del conjunto manabita también utilizaron incentivos económicos para levantar la moral de los jugadores. 

Este Diario conoció que los dirigentes ofrecieron USD 200 a cada jugador para que derrotaran a Liga de Portoviejo, el pasado domingo. Además, existe otro premio económico si los jugadores salvan la categoría. Sin embargo, la cifra se mantuvo en reserva.

En el Manta, también se toman correctivos. Por ello, el técnico Fabián Bustos dejará en el banco de suplentes al golero colombiano Rolando Ramírez en el encuentro de mañana ante Técnico Universitario, a jugarse en el estadio el Bellavista. En su lugar, atajará Mario Lozano. 

En Liga de Portoviejo, la situación es parecida. Freddy Navia, presidente del equipo, utilizó actividades de motivación para que los jugadores triunfen en los últimos dos encuentros. Por ello, Navia contrató a un motivador para que visite la concentración de La ‘Capira’, en las últimas dos semanas.

Ante el temor de malos resultados en los últimos dos encuentros, trascendió que un grupo de jugadores buscaba salirse del club. El directivo es consciente del problema y procura evitarlo. Liga de Portoviejo será local mañana ante el Macará.

Barcelona festejó el cumpleaños de Carlos Castro

El último triunfo contra Macará mejoró el semblante  de los jugadores de Barcelona. Eso se evidenció en el entrenamiento de ayer. Tras  la práctica en el estadio Monumental, la plantilla celebró el cumpleaños 31 de Carlos Castro con cantos y pastel.

La práctica se realizó sin presencia de los periodistas. Sin embargo, este Diario conoció que después de que Castro apagó la vela, los futbolistas simularon una  ‘guerra de  pastel’ en la cancha.

Eduardo Maruri, presidente del club, también participó en la celebración. Antes del partido del miércoles, Castro pidió a sus compañeros que triunfen en Ambato. Esto como una especie de regalo por su cumpleaños. 

El optimismo también se refleja en las declaraciones de los jugadores. “Siempre hay una primera vez”, afirman para responder que sí es posible vencer a Liga de Quito por primera vez en su estadio. El juego será mañana en el estadio de Ponciano, a las 12:00.  

Los canarios no han ganado en este escenario desde su inauguración el 6 de marzo de 1997. Los extranjeros Raúl Román y Matías Oyola han preguntado con mayor interés sobre la importancia histórica de este partido.

Según el golero Máximo Banguera, los jugadores hicieron un compromiso el martes pasado. “Pensemos en nuestro futuro profesional, en nuestra garra como jugadores y tenemos que morir en la cancha”. Eso lo dijo el miércoles en el estadio Bellavista.

El más alegre y sonriente es el zaguero José Luis Perlaza. Ayer confesó que con su gol anotado el miércoles ante Macará “le volvió la vida”. Esto debido a que las críticas de la hinchada lo habían afectado emocionalmente. En el equipo, la novedad es la lesión de Hernán Encina, quien sufrió una rotura del ligamento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)