19 de mayo de 2020 18:29

La desaparición de la universitaria Giovanna Pérez llega a la CIDH

El personal de la Policía y Fiscalía asisitieron al allanamiento de una vivienda en el centro de Ambato.

En noviembre del 2019, el personal de la Policía y Fiscalía allanaron la vivienda de la última persona que vio con vida a Giovanna Pérez. Foto: archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 4
Ana Belén Rosero
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El 4 de diciembre del 2010, la rutina de Yanera Constante cambió completamente. Desde ese día se dedica a buscar a su hija Giovanna Pérez, cuyo rastro desapareció. Tenía 19 años y cursaba el tercer semestre de la carrera de Auditoría en la Universidad Técnica de Ambato.

La madre vive en Ambato. A diario realiza plantones, difunde la foto de la joven por redes sociales y entrega información a medios de comunicación. La idea es insistir para que los fiscales y autoridades agilicen las investigaciones y búsquedas.

En septiembre del 2018 presentó una denuncia sobre la desaparición de su hija ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Este 19 de mayo del 2020 se conoció que el organismo internacional admitió a trámite el caso.

Marisol Blanchard, secretaria ejecutiva adjunta de la CIDH, suscribió el 12 de mayo del 2020 un documento dirigido a José Valencia, ministro de Relaciones Exteriores. En el oficio se detalla que el Estado tiene cuatro meses improrrogables para remitir información sobre las acciones que se han emprendido para localizar a la joven.

“Queremos hacer presión a nivel internacional para que el Estado responda por mi hija”, dijo la madre. Además, añadió que después de nueve años y cinco meses “no hay respuestas, ni resultados. Solo quiero verdad, justicia y que el caso no quede en la impunidad”.

El caso en la Fiscalía ha permanecido, durante todos estos años, en la primera etapa de investigación.

El 28 de noviembre del año pasado, agentes realizaron un allanamiento en la vivienda donde vivía Andrés L., la última persona que vio con vida a Giovanna. La diligencia fue en el centro de Ambato y estuvo a cargo del fiscal Segundo Chaluis.

La madre indicó que esta pericia debió realizarse inmediatamente tras la desaparición de su hija y no luego de tanto tiempo. “Hubo negligencia de los fiscales y de los agentes que estuvieron a cargo de la investigación”.

La madre recordó que el día de la desaparición de Giovanna, ella se encontró con Andrés. Pese a que fue citado por la Fiscalía, para que rinda su versión, no acudió. La madre sostiene que él y su familia ya no se encuentran en el país. La familiar contó que su hija conoció al principal sospechoso un día antes de desaparecer, durante una fiesta a la que asistió con su prima y mejor amiga. Allí intercambiaron números de teléfono. Luego, él la llamó tres veces y le escribió 15 mensajes. Estos datos constan en el expediente judicial.

La mujer también dijo que por el caso de su hija han pasado nueve fiscales. La mayoría fueron cambiados por decisiones administrativas. Ella considera que la constante rotación de agentes investigadores afecta el proceso de recolección de evidencias. Pues, eso significa que el nuevo agente fiscal tiene que conocer y revisar nuevamente el expediente y eso puede demorar semanas y hasta meses. Ese hecho provoca que se retarden los avances en las indagaciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (11)