7 de September de 2009 00:00

El ‘Demoledor’ actuó lesionado

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

David Lucero.  Ecuadoradio Especial para EL COMERCIO

La presencia del delantero  Carlos Tenorio durante 22   minutos en el partido ante Colombia generó polémica. El ‘Demoledor’ salió del cotejo  lesionado, cojeando tras correr por una bola sobre el gramado  del Anatasio Girardot de Medellín.

Su precipitada salida del campo de juego afectó al plantel, que terminó perdiendo por 2-0 ante Colombia, por la fecha 15 de las eliminatorias al Mundial.

¿Tenorio realmente estaba en condiciones de jugar? El fisioterapeuta de la Selección Nacional, Tony Ocampo, confirma que no.

El pasado martes, el jugador llegó a la concentración de la Tricolor en Parcayacu. Sentía molestias por un desgarre en el muslo de su pierna izquierda, producido en el amistoso ante Jamaica (12 de agosto en Nueva Jersey) y del cual no había logrado recuperarse.  

El miércoles, en la conferencia de prensa en Parcayacu, ratificó que la molestia persistía pero aún era optimista de su recuperación, aunque dejaba la opción a que esté otro compañero en cancha.

“Esto es lo bueno que tiene la Selección, que no se convoca solamente a 11 jugadores sino 25 creo o 22 y si no está Carlos habrán otros que están en óptimas condiciones y lo harán mejor”.

Por precaución, la Tricolor se entrenó con Pablo Palacios como titular en el puesto de Tenorio. Hasta el viernes, nadie del cuerpo médico confirmó a los medios de comunicación que el ‘Demoledor’ estaba recuperado.

No obstante, el delantero pidió no ser marginado y habló con Sixto Vizuete para actuar. El entrenador fue el encargado de anunciar que el esmeraldeño, ex Liga de Quito y que saltó a la Tricolor en 2001, cuando su equipo estaba en la Serie B, sería titular.

El fisioterapeuta Tony Ocampo confirmó este hecho mientras se esperaba la salida del vuelo de retorno de Medellín.

“Carlos (Tenorio) sintió una molestia en la misma lesión con la que llegó. Hay que tomar en cuenta  que el jugador estaba con falta de fuerza y el trabajo del viernes lo recargó un poco”.
Para Ocampo, las ganas de Tenorio por no perderse el partido en Medellín  fueron las que determinaron la decisión del cuerpo técnico para alinearlo.

“Le pidió al profesor que lo hiciera jugar, nos pidió a nosotros (los miembros del cuerpo médico) que por favor no lo margináramos, entonces más fue su voluntad propia que la recuperación total que él había tenido”.

Este hecho, que conmovió a la plantilla, al  final terminó afectando al jugador y la Selección porque no podrá jugar el miércoles ante Bolivia, donde su presencia se hace más que importante.

Sin embargo, sí resulta extraño que el cuerpo médico haya autorizado a Tenorio para jugar sabiendo que no estaba en sus mejores condiciones. Ocampo ratifica que habría sido mejor reservarlo para el miércoles.

“No estaba en las mejores condiciones, pero era su voluntad y no quedaba más que dejarlo jugar”.

La pregunta es inevitable: ¿no era mejor evitar que juegue en Medellín para que llegue en condiciones a  La Paz? “Por supuesto, eso era lo lógico, pero el jugador no quiso”, respondió Ocampo.

La decisión de Vizuete y Tenorio trajo consecuencias negativas para el equipo. El delantero debió dejar el campo a los 22 minutos. En su lugar entró Palacios, su reemplazante natural, pero que no esperaba entrar tan temprano en el cotejo.

Frío, el artillero de Barcelona no encajó en el esquema, cometió una agresión a un rival (se entiende que sin mala intención) y luego terminó expulsado, al inicio del segundo tiempo, por una simulación en el área rival.

Tenorio, mundialista titular en Alemania 2006, no quiso referirse al tema, aunque dejó entrever su tristeza  por lo ocurrido. Seguirá en la Tricolor, cumpliendo con su plan de rehabilitación.

Ahora la tarea de Vizuete será encontrar un reemplazante, no solamente para Tenorio, sino también para Palacios. El DT señaló que no llamará a nadie para suplirlos, pues eso lo considera una falta de respeto.

Una de las opciones  es Jefferson Montero, volante ofensivo que puede actuar en  el frente de ataque. La movilidad del jugador del Villarreal español quedó  demostrada en los escasos minutos que jugó en Medellín. Montero tiene rapidez, velocidad y llegada,   un arma que no es despreciable.

Otro que está en la mente del estratega es el mediocampista Christian Lara, quien puede desdoblarse del enlace al ataque puro. Puede hacer una buena dupla con Christian Benítez, el otro delantero titular, además de que posee un buen remate de lejos.
 
Otros delanteros que tiene Vizuete a su disposición son el emelecista Joao Rojas, aunque su perfil es muy parecido al de  Benítez, que juegan por fuera. Acomodarlo como definidor es una opción, pero la menos probable. Sixto vizuete debe definir su reemplazo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)