27 de marzo de 2020 19:28

La curva de contagio del covid-19 es más pronunciada en Brasil y Ecuador

Una trabajadora desinfecta un autobús público en Bogotá, el 20 de marzo de 2020. Las autoridades colombianas anunciaron una simulación de aislamiento obligatoria para el fin de semana extendido, del 21 al 23 de marzo, como medida preventiva contra la prop

Una trabajadora desinfecta un autobús público en Bogotá, el 20 de marzo de 2020. Las autoridades colombianas anunciaron una simulación de aislamiento obligatoria para el fin de semana extendido, del 21 al 23 de marzo, como medida preventiva contra la propagación del nuevo coronavirus, covid-19. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 33
Triste 36
Indiferente 3
Sorprendido 6
Contento 5
Gabriela Quiroz
Editora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El virus tardó dos meses en llegar a Sudamérica. El primer caso se conoció el 26 de febrero en Brasil y la primera muerte se dio en Argentina, dos semanas después. 12 países de la región están cerca de alcanzar la barrera de los 10 000 pacientes positivos. El número de fallecimientos, en cambio, es de 164 hasta el 27 de marzo del 2020.

La curva de infectados con la nueva cepa del coronavirus está siguiendo un ritmo acelerado pero no es homogéneo debido a que las medidas de cuarentena y aislamiento social son dispares y se han tomado en fechas distintas.

De 12 países sudamericanos, cinco muestran una escalada de contagio en los últimos siete días, siendo Brasil y Ecuador los países que más casos registran.

EL COMERCIO DATA analizó las cifras que publica la Universidad Johns Hopkins y se ve que Brasil ha registrado 2 294 casos en una semana. El país más poblado de la región pasó a la transmisión comunitaria del virus y el contagio ya se ha dado en todas las regiones. El Ministerio de Salud prevé que los hospitales comiencen a colapsar durante el próximo mes de abril.

Luego de Brasil está Ecuador con 1236 nuevos pacientes en siete días. Guayas es la provincia con mayor nivel de contagio y el 74% de los casos confirmados. Si el período de incubación del virus dura de cinco a 14 días y el estado de excepción en Ecuador se estableció desde el martes 17 de marzo, se prevé que los picos más altos de la curva de contagio se vean hasta los últimos días del mes de marzo.

Hay que tomar en cuenta que entre Brasil y Ecuador hay una diferencia de casos de 1 790, hasta el 27 de marzo del 2020, pero el primero tiene 210 millones de habitantes y el segundo no representa ni el 10% de la población brasileña.

Chile está en tercer lugar con un incremento de 1 073 contagiados en la última semana, por lo que el país, que está sumido en una crisis social desde octubre, seguirá en estado de catástrofe hasta completar 90 días, en cambio, Perú amplió el estado de emergencia hasta el 12 de abril para buscar el aplanamiento de la curva de contagio, que en una semana tuvo 317 nuevos casos.

Los peruanos tienen menos casos nuevos que los Argentinos, quienes ya anunciaron que la transmisión del virus ya es comunitaria. Mientras que en Colombia el Gobierno reconoció un error en la detección de nuevos casos. Parece que la velocidad de diagnóstico es más lenta de lo esperado. Los colombianos están en cuarentena hasta el 13 de abril.

https://public.flourish.studio/story/222632/


Las diferencias con los países europeos y asiáticos
Los países sudamericanos analizados han mostrado el mismo comportamiento que tuvo Italia al inicio de la pandemia. En la bota italiana habían pocos casos e incipientes medidas para frenar la expansión del virus, pero el 21 de febrero marcó un pequeño cambio para tomar en cuenta: pasaron de 3 a 21 infectados, es decir, cinco veces más, y se registró el primer muerto.

Desde entonces, la escalada no ha parado, el número de casos nuevos en los últimos siete días es de 32 920. Esto hizo que se ubique en el segundo país con más enfermos, luego de Estados Unidos y superó a China en muertos. España también registra más fallecimientos que en China, en donde empezó a extenderse la enfermedad.

El país asiático está volviendo poco a poco a la normalidad luego de haber logrado martillar la curva de contagio y superar el colapso de hospitales con medidas drásticas de aislamiento social. Los casos nuevos han ido en descenso, los últimos días habido 592 casos confirmados más, pero según las autoridades chinas se tratan de casos importados. Ahora su gran desafío es que el virus no vuelva.

En Irán, las cifras también se desbordaron al punto de que cada hora 50 iraníes son contagiados y cada 10 minutos, uno muere. Un reciente estudio de la Universidad Tecnológica Sharif de Teherán, los contagiados alcanzarán 120 000 "en el mejor escenario" y los fallecimientos alcanzarían los 12 000.

Con las lecciones buenas y malas que dejan los países asiáticos y europeos, en Sudamérica se han tomado acciones de aislamiento para frenar la infección y que la curva se aplane y, así evitar que los sistemas de salud se congestionen, pero también reducir al máximo el porcentaje de letalidad (fallecimiento del número de casos confirmados), que actualmente está entre 1% y 2%.

La idea es no llegar al porcentaje de Italia que ya está en el 10,6% sino más bien frenar el brote como Corea del Sur, que está en 1,5%, pese a que los infectados escalaron sobre los 9000. Los surcoreanos apostaron al aislamiento radical y a la mayor cantidad de pruebas diarias a pacientes sintomáticos y asintomáticos.

Otro país que está teniendo buenos resultados es Alemania por la baja letalidad (0,7%). Al mando de Ángela Merkel se realiza cada semana 160 000 pruebas de diagnóstico, mucho más de lo que España e Italia han realizado desde desde que comenzó la pandemia.

Para los investigadores el gran desafío para la región será frenar la expansión del virus localmente con las cuarentenas, mayor número de pruebas de diagnóstico y tomar en cuenta que también hay otro tipo de brotes, como el dengue, la influenza AH1N1 y enfermedades no transmisibles, como la diabetes, hipertensión, cáncer y otras que también están presionando a los sistemas de salud.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (136)
No (11)