12 de febrero de 2020 14:20

Cura de EE.UU. causa polémica al decir que la pedofilia no mata a nadie y el aborto sí 

El sacerdote Richard Bucci mientras ofrecía declaraciones a la cadena WJAR. Foto: Captura

El sacerdote Richard Bucci mientras ofrecía declaraciones a la cadena WJAR. Foto: Captura

valore
Descrición
Indignado 31
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El sacerdote católico del estado de Rhode Island, Estados Unidos, Richard Bucci, causó polémica con sus declaraciones en torno al abuso de menores y la interrupción del embarazo.

“No estamos hablando de ningún otro problema moral, donde algunos pueden hacer una comparación entre pedofilia y aborto. La pedofilia no mata a nadie y esto lo hace”, dijo el clérigo de 72 años, a cargo de la Iglesia del Sagrado Corazón de West Warwick, en una entrevista con la cadena WJAR el domingo 9 de febrero del 2020.

Las declaraciones las dio al ser interrogado tras la prohibición que hizo a los 44 legisladores de su Estado que votaron a favor de la Ley de Privacidad Reproductiva, en marzo pasado, para que reciban la comunión, sean testigos o padrinos de un matrimonio en su parroquia.

“Esta es la enseñanza de la Iglesia. La Ley Canónica de la Iglesia, el Concilio Vaticano II y el Primer Catecismo de la Iglesia. No sé qué más evidencia debería presentar”, afirmó. 


El cura repartió la primera semana de febrero del 2020 a los miembros de su comunidad religiosa una publicación con los nombre y apellidos de los legisladores que votaron a favor de la ley y a quienes separaba de su congregación. Las declaraciones fueron cuestionadas por los parlamentarios progresistas de Rhode Island.

“Cuando Bucci dice que la pedofilia no mata a las personas, bueno, claramente no lo entiende”, señaló a CBS News la representante Carol Hagan McEntee, quien defendió la Ley de Privacidad Reproductiva.

“Debería haber venido al recinto y escuchar los testimonios, porque hay muchas víctimas que ya no están con nosotros. Las voces heridas que escuché, han robado su infancia. Prácticamente han destruido sus vidas. Y a los que aún escuchamos son los afortunados porque todavía están vivos; no murieron por una sobredosis o un suicidio”, agregó Hagan McEntee.

Con ella coincidió su colega, Julie Casimiro. “La Iglesia Católica necesita mirarse a sí misma y preguntarse por qué están cerrando iglesias y perdiendo fieles -sostuvo-. Necesitan poner su propia casa en orden”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (2)