Detonaciones de armas de fuego en la Penitenciaría
Dos hombres fueron acribillados en Guayaquil
Vicepresidente Borrero espera que no se olvide la le…
EE.UU. eximirá a niños del requisito de vacunación p…
Transporte urbano de Quito suspenderá actividades cu…
Congresista de Perú muere en pleno debate
Servicios de matriculación y licencias siguen suspen…
Exportaciones crecieron 31% entre enero y agosto del 2021

La cultura oriental en el plan

Redacción Guayaquil

Desde hace  casi  10 años, uno de los referentes de la danza árabe en Guayaquil y en buena parte del país es Neme Quintero Touma. Descendiente de palestinos, en 1999 inauguró Danzárabe, una escuela profesional ubicada en el norte de la ciudad.

Ella explica que la enseñanza va de la mano del aprendizaje de  lo cultural.  Es una danza que está  entre las más antiguas. “No se trata de ponerse un traje de dos piezas y caderines, y  mover las caderas y las manos”.

Cada  paso tiene su significado, cada ritmo su forma y su vestimenta. Se trata  de un baile que es   común en más de 20  países y    en cada uno hay  el que pudiera ser considerado como danza folclórica. “Eso hay que saber.  Es una cuestión de respeto”.

Por ejemplo, el saudi, de Arabia Saudita, se baila con un traje determinado y  tiene  pasos específicos. Hay el dabque, tradicional en Palestina, Líbano y Siria,  que se baila con una túnica.

“Además sus movimientos no tienen connotaciones sexuales. No se sale a provocar al público. Por ejemplo, la danza de los siete velos es un mito. No existe”.

Al final de cada curso, las alumnas     deben superar un     examen práctico y otro teórico.

Neme Quintero reconoce que hay un creciente interés por aprender sobre la cultura oriental y, en particular, la  árabe. Lo que ocurre con su escuela  es un ejemplo. Cuando iniciaron fueron   8 alumnas y en el 2003 llegaron a  90 y, ahora,   son 300.

La Internet puede ser positiva si se toma en cuenta la difusión y negativa, si   cualquier persona, sin conocimientos, dice a quienes lo ven en la red   que practica o enseña  danza árabe.

Otro hecho que ha influido son los shows que la escuela hace cada año. Para ello, los trajes y accesorios se los confecciona, bajo pedido, en Palestina.

Suplementos digitales