9 de marzo de 2020 00:00

La cuarentena ayuda a reducir la propagación del coronavirus

En un hospital público, en una de las salas de aislamiento, de terapia intensiva; no es caso de coronavirus.

En un hospital público, en una de las salas de aislamiento, de terapia intensiva; no es caso de coronavirus. Foto: Archivo EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 4
Redacciones Guayaquil y Sociedad (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Aislamiento y cuarentena son dos palabras que se escuchan seguido en estos días. Pero son medidas que se toman no solo ante el covid-19 sino para prevenir la propagación de toda enfermedad altamente contagiosa, por citar: tuberculosis o influenza.

¿Cuál es la diferencia? El infectólogo David Larreátegui explica que, por ejemplo, la ecuatoriana de 71 años, primer caso de este coronavirus en el país, se encuentra aislada por la gravedad de su condición.

Este momento, en el país hay 17 hospitales que pueden acoger a pacientes cuyo contagio con este virus haya sido confirmado. Cuentan con salas de aislamiento en sus unidades de cuidados intensivos. De no haber habitaciones individuales, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja ubicarlos en camas con al menos un metro de distancia.

La cuarentena, en cambio, se aplica a quienes han estado en contacto con una persona que ha contraído una enfermedad altamente contagiosa.

Hasta el pasado viernes había 14 diagnósticos de covid-19: 12 de ellos relacionados con el primer caso. Y una persona extranjera. Había alrededor de 150 ciudadanos dentro del cerco epidemiológico, en cuarentena domiciliaria. Antes se registraron 177 ciudadanos con quienes la primera contagiada entabló contacto.

“Son pacientes asintomáticos, a quienes se vigila para confirmar o descartar que desarrollen síntomas”, aclara Larreátegui. Un ejemplo: los estudiantes ecuatorianos que fueron sacados de Wuhan, epicentro del covid-19, en China. Pasaron 14 días en cuarentena en Ucrania. Y, finalmente, se indicó que no tienen nada.

Félix Chong, viceministro de Gobernanza y Vigilancia de Salud, pidió a todas las personas que hayan estado en China, Italia, Corea e Irán, donde hay una transmisión sostenida del covid-19, hacer cuarentena durante 14 días a su llegada a Ecuador. “Si después de ese tiempo no presentan síntomas de problemas respiratorios, ya no se desarrollará la enfermedad, ya que el período de incubación es de dos a 14 días”.

Julio López, viceministro de Atención Integral de Salud, explicó que el número de personas dentro del cerco epidemiológico siempre va a ser dinámico. “Hay un grupo que entra y otro que sale, al cumplir los 14 días”.

¿Cuán posible es controlar el cumplimiento de la cuarentena? Chong comentó que el Ministerio busca sensibilizar al ciudadano, indicándole el porqué del confinamiento voluntario en el domicilio.

Pero -admite Chong- depende del paciente cumplir o no la cuarentena para evitar o, al menos, minimizar la propagación de la enfermedad. “Nuestro equipo de salud acude al domicilio varias veces. Se ha pedido el respaldo del Ministerio de Gobierno”.

El jueves, la Armada Nacional y Salud confirmaron que un buque de guerra, con 50 tripulantes, estaba en cuarentena desde el pasado lunes hasta el sábado, cuando los resultados del sospechoso con coronavirus dio negativo.

El comandante Douglas Campo, director de Sanidad de la Armada, informó que uno de los uniformados aislados durante ese tiempo “incumplió la norma” y abandonó el recinto. Se dirigió al aeropuerto de Guayaquil e intentó viajar a otra provincia. Pero de inmediato fue ubicado y será sometido a un proceso disciplinario.

“No es culpa de las autoridades que las personas desobedezcan el aislamiento”, opinó una chica, que estuvo en el vuelo donde viajaba el ciudadano chino que fue el primer caso sospechoso de covid-19, que, finamente fue descartado. “Es ignorancia”.

El infectólogo David Larreátegui dice entender a las personas que sin presentar síntomas no aceptan cumplir una medida de encierro. “Están sanos, se desesperan, pero ellos están en riesgo y los demás de su entorno”.

En Hong Kong, las autoridades iban a emitir órdenes de arresto en febrero, para dos personas que escaparon de sus cuarentenas obligatorias.

En Ecuador, a todos se les contacta primero telefónicamente, luego de analizar a quienes estuvieron cerca de un caso confirmado. Después se les visita en sus casas, se les hace un control médico para evaluar si tienen o no síntomas de un mal respiratorio y se les contacta a diario por teléfono.

Hasta la tarde del viernes había 258 casos del nuevo virus confirmados en 10 países y cuatro territorios de la región: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guayana Francesa, Martinica, México, República Dominicana, Estados Unidos, San Bartolomé y San Martín.

La directora de la OPS, Carissa Etienne, dijo que aunque la región está mejor preparada que hace 10 años, tras las “lecciones de la pandemia de influenza H1N1 y de zika, lo que se requiere ahora es responder con las herramientas que ya tienen a su disposición”. La OPS enviará esta semana misiones de apoyo a países con mayor riesgo de una epidemia como Haití y Venezuela.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (2)