Ministro habla del próximo retorno al trabajo presen…
Perú hace su mayor quema de estupefacientes con más …
La Asamblea no concreta juicios políticos contra Cel…
Fiscalía General del Estado alerta sobre correos mal…
Yunda autoriza eventos públicos y centros de toleran…
Vacunómetro se presentará el domingo 20 de junio del…
Una estrategia para combatir la desnutrición infanti…
Menos casos positivos de covid-19 registra el Ecuado…

Creciente del río Monjas se llevó a tres personas en el sector La Esperanza, norte de Quito

Equipos de rescate inspeccionan la zona para localizar a los jóvenes que fueron arrasadas por la corriente del río Monjas. Foto: cortesía Bomberos Quito

Equipos de rescate inspeccionan la zona para localizar a los jóvenes que fueron arrasadas por la corriente del río Monjas. Foto: cortesía Bomberos Quito

Equipos de rescate inspeccionan la zona para localizar a los jóvenes que fueron arrasadas por la corriente del río Monjas. Foto: cortesía Bomberos Quito

La tarde de este martes 20 de abril del 2021 hubo una crecida del río Monjas, a la altura del sector La Esperanza, vía a la Mitad del Mundo, extremo norte de Quito.

La emergencia fue receptada por el ECU 911 y se informó que la corriente del río arrastró a tres personas que recogían chatarra en la zona.

El Cuerpo de Bomberos de Quito (CBQ) informó que “el cuerpo de una víctima fue encontrado entre los troncos, se trata de una mujer de aproximadamente 30 años de edad”.

Las otras dos personas, de 18 y 13 años, al parecer fueron arrastradas por el río. La Empresa Pública Metropolitana de Logística para la Seguridad y la Convivencia (EM Seguridad) informó que la emergencia se registró a las 16:58 de este 20 de abril y el helicóptero del CBQ sobrevoló la zona para localizar a las personas desaparecidas.

Pasadas las 18:00, los casacas rojas continuaron inspeccionando la zona a la espera de localizar a los jóvenes.

La quebrada de El Colegio, donde ocurrió la tragedia, es inaccesible. Las laderas son tan altas que bajar hasta el fondo es un riesgo que los vecinos de La Esperanza, el barrio que se asienta a unos metros del despeñadero, no se atreven a correr.

Por ese barranco pasa el río Monjas, al que van a parar las aguas lluvias de todo el norte de Quito. El agua se encañona y baja con una fuerza descomunal llevándose todo lo que encuentra a su paso, piedras, troncos, basura…

Marco Carvajal, de 56 años, vecino de La Esperanza, contó que no era la primera vez que los chatarreros se metían a la quebrada a sacar fierros y materiales que la corriente arrastraba.

Da fe de que las personas que viven allí saben que así no esté lloviendo sobre el barrio, la crecida llega con furia, porque es el agua acumulada del resto de la ciudad.

A la hora en la que ocurrió la emergencia no llovía en el sector, pero el cielo estaba negro, evidencia del aguacero que caía hacia el sur.

“Una vecina estaba en la terraza y vio lo que bajaba la crecida, y les gritó que se salgan, pero no le escucharon. Qué le van a escuchar si el río llega como rugiendo. Ya fue tarde. Se les llevó a los tres”.

Según Carvajal, las tres personas llegaron a bordo de una camioneta y la dejaron estacionada en la vía principal. Al parecer, bajaron por un terreno baldío hasta el fondo del barranco.

No es la primera vez que esto ocurre. Recuerda que hace muchos años, antes de que construyeran el estadio de la Liga, en ese sector se formaba una especie de playa donde las personas lavaban la ropa. En esa ocasión el río se llevó a una mujer.