11 de marzo de 2019 00:00

El consumo de la gasolina súper en Ecuador bajó al mínimo este 2019

Los clientes prefieren comprar extra en lugar de súper, porque en cada galón hay una diferencia de hasta USD 1,25, según la estación. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO.

Los clientes prefieren comprar extra en lugar de súper, porque en cada galón hay una diferencia de hasta USD 1,25, según la estación. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 17
Triste 0
Indiferente 7
Sorprendido 1
Contento 5
Mayra Pacheco
Redactora (I)
mpacheco@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El consumo de la gasolina súper en el sector automotor se ha reducido de manera significativa en los últimos nueve años. Entre el 2011 y el 2019, la demanda de este combustible bajó nueve puntos. Pasó del 13,8% al 5,2%.

Para la Cámara Nacional de Distribuidores de Derivados de Petróleos del Ecuador (Camddepe), la compra de este derivado es actualmente “marginal”. La mayoría de consumidores de este segmento emplea en sus vehículos diésel premium, ecopaís y extra, en ese orden.

En el 2011 la participación de la súper en el mercado fue del 13,8%, pero luego comenzó a disminuir de forma sostenida.


La caída empezó en el 2012, cuando hubo una mejora en la calidad de los combustibles, refirió Oswaldo Erazo, secretario ejecutivo de la Camddepe. Entonces, la extra y ecopaís pasaron de 81 a 87 octanos y la súper de 90 a 92 octanos.

Tras esta optimización del octanaje, ciertos usuarios optaron por migrar hacia la extra. Pero la mejora fue temporal.

Actualmente, la extra y la ecopaís se comercializan hasta con 2 octanos menos, es decir llega a 85. En tanto, la súper tiene 92 octanos otra vez, desde septiembre del 2018.

El octanaje es la capacidad antidetonante de la gasolina cuando se comprime dentro del motor. A mayor eficiencia de un vehículo se requiere un mayor octanaje para no afectar a su desempeño y no producir el denominado cascabeleo.

El Gobierno dispuso en el 2015 que el precio de la súper que comercializaba Petroecuador se equipare al resto de gasolineras. Pero esto no tuvo un impacto en el mercado, según la Camddepe.

Una segunda medida que sí afectó al consumo de súper fue la decisión del Gobierno de incrementar el precio de este producto. El objetivo era ahorrar alrededor de USD 100 millones al año, que incluyó la revisión de la subvención del diésel industrial.

Para cumplir parte de esta meta, en agosto pasado el costo de la súper pasó de entre USD 2,10 y 2,32 el galón a 2,98 y en diciembre del 2018 se retiró el subsidio.

Esto acentúo la migración de clientes hacia la extra y la ecopaís. Estos derivados, que se usan como sustituto de la súper cuestan USD 1,85 el galón.

Vinicio Hinojosa comentó que decidió cambiarse a la extra porque la súper subió “demasiado”. En su caso, para cada tanqueada de su vehículo del año 2019 requeriría de alrededor de USD 8 adicionales, considerando que ahora la súper cuesta USD 2,68 cada galón.

El “ahorro” que se genera usando extra en lugar de súper no tiene efecto en el largo plazo. Jorge Yánez, ingeniero en Transporte y Movilidad, explicó que debido a que estos combustibles sustitutos tienen una calidad menor las partes internas del motor pueden sufrir un daño “prematuro”. Es decir, afecta a la vida útil del carro y al ambiente, porque estos derivados tienen más impurezas.

“Los fabricantes recomiendan emplear un combustible de más de 90 octanos en los modelos de los autos a partir del 2000”, expresó Yánez.

El precio de la gasolina súper, a diferencia de los de extra y ecopaís, se actualiza de manera mensual, de acuerdo con la variación de costos en el mercado internacional.

Además, el margen de ganancia se fija de acuerdo con la oferta y la demanda. Este mes, este derivado se vende en USD 2,50 a 3,10, dependiendo de cada estación de servicio.

Esta última medida ha hecho que en los primeros meses de este año el consumo de súper -que ya no tiene subsidio- se reduzca significativamente.
Mientras que con la extra y la ecopaís -que aún son subsidiadas en USD 0,09 y 0,16 respectivamente- ocurre lo contrario, refirió la Camddepe.

El Informe Estadístico de Petroecuador muestra que la demanda de extra y ecopaís en el sector automotriz tuvo un incremento de 168 704 barriles en enero pasado en relación con el mismo mes del 2018.

En cambio, el consumo de súper bajó en 156 738 barriles en el mismo período. Con ello, la participación se ubicó en el 5,2% en ese mes.

Para intentar cambiar esta tendencia, Pablo Orozco, presidente ejecutivo de Petróleos y Servicios, mencionó que se hará una campaña de información en el segundo semestre de este año para que los usuarios conozcan los beneficios que tiene la súper y vuelvan a comprar este derivado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (8)