Las marchas en Colombia contra el Gobierno de Duque …
Menos pinchazos para los diabéticos
Reformas plantean nuevos requisitos para tener licencia
La diversidad genética de la guayusa de la Amazonía …
La medida que frena deterioro del historial creditic…
En 7 hospitales hay menos pacientes en emergencias
Katy Bravo: ‘Los sueños que tenía mi hija se truncar…
Lasso profundizará la agenda de apertura

La cascada y el bosque de Peguche fueron limpiados para recibir a los visitantes

La cascada de Peguche, en la provincia de Imbabura, está lista para recibir a los turistas. Foto: Álvaro Pineda para EL COMERCIO

La cascada de Peguche, en la provincia de Imbabura, está lista para recibir a los turistas. Foto: Álvaro Pineda para EL COMERCIO

La cascada de Peguche, uno de los iconos turísticos de la provincia de Imbabura, situado en el norte de Ecuador, está listo para recibir a los visitantes. La mañana de este 13 de septiembre del 2019, Javier Terán, Chico Farinango y Hernán Imbaquingo, los tres guardabosques de la comunidad Fackcha Llacta, del cantón Otavalo, continuaban con la limpieza del río, senderos del bosque y la piscina de la localidad.

La recolección de basura y escombros se inició la tarde del 11 de septiembre pasado, luego de una suspensión de la caída del agua en la cascada durante cuatro horas. Según Luis Santacruz, presidente de Fackcha Llacta, un deslave taponó el río Jatun Yaku (Río Grande, en español) que conduce las aguas desde el lago San Pablo hasta el salto de agua.

La tarde del 13 de septiembre las inmediaciones de la cascada de Peguche estaban listas pare recibir visitantes. Foto: Álvaro Pineda / EL COMERCIO

El incidente se extendió entre las 08:00 y 12:00 y generó inquietud entre los 256 habitantes de Fackcha Llacta, de los cuales el 70% realiza actividades vinculadas al turismo. Uno de ellos es Miguel Males, que a cambio de USD 1 permite a los visitantes fotografiarse con sus dos alpacas ubicadas cerca a la cascada. La novedad también se difundió rápidamente a través de las redes sociales.

Javier Terán recuerda que el agua represada tenía al menos una altura de cuatro metros. Cuando el líquido anegado se liberó sonó como una explosión. Algunos testigos recuerdan que una especie de ola gigante cubrió nuevamente la cascada. A su paso arrastró troncos, piedras y basura.

La cascada de Peguche es uno de los iconos turísticos de la provincia de Imbabura. Foto: Álvaro Pineda para EL COMERCIO

Sin embargo, la tarde del 13 de septiembre el salto de agua, el río y el bosque de Peguche lucían impecables. Visitantes como David Calle, nativo de Mindo, provincia de Pichincha, llegaron hoy para constatar que este atractivo natural estaba renovado.