12 de January de 2010 00:00

Carlos Bonilla deja un gran legado

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cultura

El compositor y contrabajista quiteño Carlos Bonilla Chávez, falleció la mañana del domingo último, a sus 86  años.

Sus restos reciben velatorio en la sala principal de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSNE), en Quito, institución en la cual dedicó toda su vida y cosechó éxitos. 

Bonilla Chávez, nacido en    marzo de 1923, fue reconocido por su destacada trayectoria musical.



HOJA DE VIDA
 Carlos Bonilla Chávez
Nació en Quito,  el 21 de    marzo de 1923. Fue uno de los fundadores de la Sinfónica Nacional en 1956.
Ocupó  el primer  atril de contrabajo hasta 1985. Asimismo,  en 1952,  fundó la cátedra de Guitarra en el Conservatorio Nacional.
Además,   fue  director del Coro de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE).

No solo fue uno de los fundadores de la Sinfónica Nacional en 1956, donde desde sus inicios ocupó el primer atril de contrabajo hasta 1985. También, se destacó como  un gran guitarrista. Fundó la cátedra de este instrumento en el Conservatorio Nacional, en 1952, cuando tenía 33 años, por lo que se lo conoce como el ‘padre de la guitarra clásica en el país’.

En esa misma institución se  graduó  como contrabajista.
 
Además  fue director del Coro de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE), con el cual participó en  varios festivales.

El reconocimiento de Bonilla, además, se debe a que fue un importante compositor, dice  Gustavo Lovato, director musical de la Casa de la Música. Él ha enriquecido la música ecuatoriana, especialmente el pasillo.

“El maestro Carlos Bonilla compuso uno de los mejores pasillos del país, Cantares del alma, con letra y música de su autoría. Incluso ha compuesto temas con mucho virtuosismo como El pasillo Beatriz, que es un pasillo instrumental rápido”.

Su música, añade Lovato, se caracteriza por ser de tipo  nacionalista.  “Se define por el uso de los ritmos, de las formas musicales existentes en el país, como por ejemplo, el danzante, el yumbo y el mismo pasillo”. Uno de los más famosos danzantes es  Atahualpa y otra destacada composición se denomina   Subyugante.

Bonilla Chávez también fue formador de varias generaciones de músicos. Sus tres hijos  siguieron su ejemplo y actualmente integran la  Sinfónica Nacional.
René  y Larry Bonilla  son contrabajistas y Alejandro se desempeña como violinista.

Ayer, decenas de familiares, amigos y allegados al compositor vinieron  hasta la Sinfónica a darles sus sentimientos de pesar.

Para hoy, a partir de  las 12:00, está previsto su entierro, en Camposanto Monteolivo, al norte de la ciudad. Una hora antes se desarrollará  la misa de cuerpo presente en la Sinfónica Nacional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)