8 de abril de 2021   00:00

La campaña se cierra en Quito y Guayaquil

Jhajaira Urresta junto a Andrés Arauz (izq.); César Monge con Guillermo Lasso. Fotos: Cortesía.

Jhajaira Urresta junto a Andrés Arauz (izq.); César Monge con Guillermo Lasso. Fotos: Cortesía.

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 5
Andrés García

A las 23:59 de hoy concluye la campaña de la segunda vuelta de las elecciones, y empieza el silencio electoral. Andrés Arauz (Unes) y Guillermo Lasso (Creo-PSC) tuvieron 24 días para captar votos, de cara al balotaje de este domingo.


Cada presidenciable pudo acceder a USD 562 194 del fondo de promoción electoral, para programar franjas en prensa, radio, televisión, medios digitales y vallas.

Por la pandemia del covid-19, el Consejo Nacional Electoral (CNE) solo autorizó caminatas y caravanas, con aforo reducido.

Ayer, Arauz sumó respaldo del Frente Nacional Social Demócrata y de la Red de Institutos Técnicos en el sur de Quito. Por la tarde, hizo su cierre de campaña en Guayaquil.

Lasso, en cambio, estuvo en el Reloj Solar Quitsato, en Cayambe, visitó el Santuario de El Quinche y encabezó una caravana en chiva por el centro y sur de la capital.

Arauz cerrará hoy su campaña en Quito y Lasso lo hará en Guayaquil.
La presente campaña electoral ha sido compleja por la pandemia del covid y dos testimonios retratan las vivencias del proselitismo.

Jhajaira Urresta, quien perdió un ojo en el paro de octubre del 2019, es una de las caras nuevas de Unes.

César Monge, director de Creo, tuvo que combinar su tratamiento contra el cáncer y la campaña. Ambos cuentan cómo vivieron esta fase durante la segunda vuelta.


Testimonios

‘Esta campaña permitió una unificación mucho más fuerte’

Jhajaira Urresta /
Asambleísta electa de Unes

“Hay que reconocer lo duro que ha sido llevar una campaña, por primera vez, con limitaciones, con enfermedades biológicas, con pandemia, pero también con limitaciones políticas. Aun así nosotros hemos abastecido todo el territorio ecuatoriano con el mensaje de esperanza, justicia, verdad y reparación. Ese es nuestro compromiso.

Con el compañero Andrés (Arauz) hemos hecho visitas, con nuestro contingente, y sobre todo hemos dado apoyo y respaldo a los compañeros, a las víctimas, a los familiares que han perdido a sus seres amados, no solo en el paro nacional de octubre (del 2019), sino también durante la pandemia. Y eso a nosotros nos llena de regocijo.

Yo, como Jhajaira Urresta, he recorrido 22 ciudades, el compañero Andrés ha participado de estas visitas y de muchas más, a escala nacional. Dentro de las 22 ciudades están los epicentros donde los compañeros cayeron en el mes de octubre y también donde, durante la pandemia, los índices de mortalidad han sido muy altos. Ha sido gratificante el hecho de estar en territorio y satisfacer ese pedido de justicia que nos une a todos los ecuatorianos.

Durante la precampaña algunos de los compañeros se contaminaron y estuvieron dentro de sus domicilios. Pero en la primera y segunda vuelta de la campaña, debido a los cuidados, a los contingentes que hemos organizado, no hemos tenido ningún contagio ni, gracias a Dios, ninguna muerte. Hemos promulgado el mensaje de cuidado, llevando material de bioseguridad como mascarillas, alcohol, gel.

En la campaña de segunda vuelta tuvimos la participación de los compañeros que fueron candidatos, de los compañeros asambleístas y de la militancia en general. La segunda vuelta para nosotros, como Unión por la Esperanza, permitió una unificación mucho más fuerte”.



‘Hicimos una campaña bastante responsable, muy personal’
César Monge /
Director Nacional de Creo

“Para nosotros esta campaña de segunda vuelta fue muy personal, mucho más intensa territorialmente, estuvimos prácticamente en todo el territorio nacional y fue una campaña muy alegre, positiva y creo que eso ha generado una respuesta en la ciudadanía, que se puede ver en las encuestas favorables a Guillermo (Lasso).

Lo más complicado, sin duda, ha sido mantener el cuidado y la responsabilidad de saber que atravesamos un momento sanitario complicado. Que debemos tener mucho cuidado en el manejo de los eventos para asegurarnos que la salud esté por encima de la política, creo que finalmente eso se ha conseguido.

El covid-19 nos obligó a replantear el tipo de eventos que realizamos, ver el aforo, el enfoque, pero al final del día me parece que más allá del tema de las restricciones, es cierto que coincidió con la estrategia de campaña, una campaña muy personalizada que facilitó de alguna forma mantener estos cuidados que eran necesarios dada esta situación.

Los resultados de la primera vuelta plantearon un reto, que fue cubierto de alguna manera con una estrategia de ampliar el panorama de los temas que trataba la campaña. Nos sentamos para hablar e incorporar de manera más explícita temas que no necesariamente se tocaron de manera pública en la primera vuelta.

Fue un reto importante cumplir con responsabilidad lo que demanda el escenario sanitario. En nuestro caso creo que lo hemos cubierto con éxito, hemos tenido un cuidado especial por la situación que atraviesa el país y coincidió con nuestra estrategia que apuntó por eventos mucho más personalizados, a ciudadanos y causas específicas que eran importantes para la campaña.


Creo que hicimos una campaña bastante responsable, midiendo las restricciones y aforos, que eran absolutamente necesarios”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (3)