4 de septiembre de 2019 06:55

Tras el revés de Johnson, diplomáticos de Reino Unido enfrentan una UE escéptica

Una captura de video del metraje transmitido por la Unidad de Grabación Parlamentaria del Parlamento del Reino Unido (PRU) muestra al Primer Ministro británico, Boris Johnson, hablando durante su primera sesión de Preguntas del Primer Ministro en la Cámar

Una captura de video del metraje transmitido por la Unidad de Grabación Parlamentaria del Parlamento del Reino Unido (PRU) muestra al Primer Ministro británico, Boris Johnson, hablando durante su primera sesión de Preguntas del Primer Ministro en la Cámara de los Comunes en Londres el 4 de septiembre de 2019. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Expertos británicos y europeos en fronteras y aduanas mantienen este miércoles 4 de septiembre del 2019 conversaciones a nivel técnico sobre el Brexit, mientras el 'premier' Boris Johnson intenta convencer a cualquiera que se toma en serio la negociación sobre un acuerdo de divorcio revisado.

“El poco tiempo que queda y la situación política en Reino Unido aumentó el riesgo de que Reino Unido se retire en esa fecha sin acuerdo”, señala este miércoles la Comisión Europea en un documento sobre los preparativos para enfrentar un Brexit sin acuerdo el 31 de octubre.

Johnson perdió el martes su primera batalla como primer ministro británico, cuando diputados rebeldes de su propio partido unieron sus votos a la oposición para oponerse a una salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) sin acuerdo, que deben confirmar este miércoles.

Mientras tanto, un diplomático de alto rango británico David Frost debe seguir en Bruselas para discutir con un grupo de trabajo de la UE sobre posibles alternativas a la salvaguarda irlandesa incluida en el acuerdo del Brexit y a la que el actual ejecutivo británico se opone.

Este mecanismo de último recurso prevé mantener a todo Reino Unido en la unión aduanera de la UE si no se logra otra solución para mantener abierta la frontera para bienes entre Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte. Johnson pide su retirada para firmar un acuerdo.

Pero sus homólogos europeas consideran la salvaguarda como la única manera de proteger su mercado único y los acuerdos de paz de Viernes Santo de 1998, y acusan al jefe del gobierno británico de no haber presentado ninguna alternativa creíble a este mecanismo.

“Problema fundamental” 

En Reino Unido, los opositores de Johnson lo acusan de llevar a cabo una falsa negociación mientras se precipitan hacia un Brexit sin acuerdo con desastrosas consecuencias económicas el 31 de octubre, por lo que los diputados intentan forzar la solicitud de una prórroga.

Sin embargo, las autoridades británicas subrayan la visita de Frost como prueba de su compromiso de discutir de buena fe con Bruselas y, a su vez, de la búsqueda de ideas por parte de los europeos para salir del callejón sin salida en el proceso del Brexit.

Una fuente oficial británica dijo que las conversaciones se prolongarían durante todo el mes y se “intensificarían”, argumentando que el primer ministro “quiere llegar a un acuerdo y está dispuesto a trabajar de manera enérgica y decidida para lograrlo”.

“El equipo tiene la intención de abordar una seria de cuestiones, incluida la eliminación de la salvaguarda”, asegura la fuente, asegurando que las conversaciones mostraron hasta ahora el distanciamiento en cuestiones clave y la disposición de trabajar duro para solventarlo.

Los funcionarios europeos son escépticos, tanto sobre la sinceridad de Johnson como de que el primer ministro británico disponga de una mandato para negociar mientras se prepara para unas elecciones que podrían irrumpir tras su derrota parlamentaria.

El martes, la portavoz de la Comisión Europea, Mina Andreeva, dijo que Reino Unido no había presentado “propuestas concretas” para reemplazar la salvaguarda y que se preparan para un Brexit el 31 de octubre, con o sin acuerdo a ambos lados del Canal de la Mancha.

Un diplomático europeo dijo que la UE acordaría otra prórroga si los británicos se lo piden y “si evita un Brexit caótico”, pero subrayó que el “problema fundamental” es que “el parlamento y el gobierno británicos no están de acuerdo sobre lo que quieren”.

“Es posible que las elecciones aporten aclaraciones. Tener un gobierno en el poder que obviamente no tiene mayoría en el parlamento es por supuesto un problema”, agregó el diplomático.

“Oportunidad de negocio” 

El negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier, ha trabajado duro para mantener unidos a los otros 27 países del bloque durante casi tres años de disputas con Londres y debía informar a los comisarios y embajadores de la UE este miércoles.

La UE insiste en su oposición a cambiar los parámetros del acuerdo de retirada firmado por la predecesora de Johnson, Theresa May, en noviembre del año pasado, con sus 27 pares europeos.

El gobierno británico no hará ninguna propuesta pública sólo para ver cómo la rechazan unos europeos escépticos. Y los expertos de la UE dicen que, a falta de una solución mejor para evitar una frontera en la isla de Irlanda, la salvaguarda irlandesa es el único mecanismo.

“ Si yo fuera un defraudador, es una oportunidad de negocio, sin duda ” , dijo un funcionario de la UE encargado de la lucha contra la corrupción sobre la perspectiva de una frontera porosa entre Irlanda e Irlanda del Norte tras una retirada de Reino Unido sin acuerdo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)