11 de agosto de 2018 00:00

En Bolívar se aplica nueva estrategia turística

El Balneario Las Cochas está a 15 minutos de Guaranda. Tiene dos lagunas naturales y se puede llegar en vehículo. Foto: Raúl Díaz para EL COMERCIO

El Balneario Las Cochas está a 15 minutos de Guaranda. Tiene dos lagunas naturales y se puede llegar en vehículo. Foto: Raúl Díaz para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Cristina Márquez

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Una nueva estrategia para vender los destinos poco conocidos de Bolívar es la apuesta de la Prefectura de esa provincia para dinamizar la economía y atraer más visitantes e inversionistas.

La estrategia se denomina Recorre Bolívar, y consiste en llevar a los turistas a las parroquias rurales de Guaranda y a los otros seis cantones, pues actualmente Salinas de Guaranda, una parroquia conocida por sus emprendimientos, concentra a la mayor cantidad de visitantes, (reciben alrededor de 190 000 cada año).


“Salinas es un atractivo ya posicionado. Ahora buscamos aprovechar las visitas que llegan a esa parroquia para motivarlos a alargar su estadía y llegar también a otras zonas”, explica Erika Aroca, directora de la Unidad de Desarrollo Productivo de Bolívar. 
Para desconcentrar el turismo, la Prefectura realizó un levantamiento de información en todos los cantones de la provincia. Fotos, rutas y actividades se promocionan a través de las redes sociales. 
“La idea es aprovechar los atractivos que tenemos en nuestros diferentes pisos climáticos.

Tenemos la ventaja de tener una zona subtropical y una zona alta a solo una hora y media de distancia entre sí”, explica Aroca. 
Un balneario en Balzapamba, en el cantón San Miguel, tomó un nuevo impulso y es uno de los atractivos más publicitados del nuevo menú turístico. Cuenta con piscinas y atracciones infantiles. Además hay tres cascadas: El Cañón del Vergel, Mariposa y El Libertador, a solo 20 minutos de distancia, ideales para nadar o practicar deportes de aventura como canyoning y canopy.


El balneario es parte de la Empresa Pública de Turismo. Se inauguró hace unos 10 años, pero con una reciente inversión de USD 21 000 busca posicionarse como uno de los sitios predilectos. 
El dinero se utilizó para modernizar las piscinas y construir juegos acuáticos. También se construyeron dos cabañas familiares con capacidad para alojar a 11 personas.


“Hemos logrado dinamizar la economía de esa zona. Tenemos alrededor de 1 500 visitantes cada semana y se activaron 12 emprendimientos que ofertan comidas y otros productos”, cuenta Hugo Gavilánez, gerente de la Empresa.
Lago Las Cochas, otro balneario que forma parte de la Empresa Pública de Turismo, es otro atractivo que se difunden como parte de la campaña.

El balneario está ubicado en la parroquia Guanujo, a 15 minutos de Guaranda. 
Allí hay piscinas temperadas y dos lagunas naturales donde se pueden mirar tres tipos de aves silvestres, también hay botes de alquiler, canchas deportivas sintéticas y una tirolínea de 500 metros. La empresa invirtió USD 18 000 en la adecuación del balneario y ahora funcionan ocho nuevos emprendimientos. 
“Sabemos que el turismo dinamizará la economía en Bolívar. Tenemos atractivos que son desconocidos aún, por eso la gente aún relaciona a Bolívar solo con Salinas”, dice Martha Arregui, coordinadora de la oficina técnica del Ministerio de Turismo en Bolívar.


Esa entidad también participa en una campaña intensiva para promocionar el turismo en Bolívar. La difusión se centra en las fiestas populares y en la organización de ferias de emprendimientos. 
Este fin de semana, por ejemplo, se realizará en Chimbo una feria que congregará a 20 emprendedores y artesanos. Se podrán degustar dulces tradicionales y platos típicos.
Entre tanto, en Guaranda los nuevos inversionistas también confían en la llegada de los turistas.

En los últimos dos meses se inauguraron en esa urbe restaurantes y hoteles.
Guaranda desde el Cielo, un restaurante situado en una de las colinas más altas de la ciudad, es una de las propuestas más recientes. El restaurante ofrece comida rápida y platillos más elaborados, que cuestan desde USD 3,50. 
Pero el atractivo principal es la vista nocturna de la ciudad.


“Diseñamos el restaurante con una propuesta gastronómica diferente y lo decoramos para sacarle partido a la vista privilegiada que tenemos”, cuenta Alexis Noboa, propietario del establecimiento. Él invirtió USD 7 000.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)