19 de enero de 2021 19:42

50 familias de Pímbalo y Papaloma beneficiadas con baterías higiénicas ecológicas, en Guaranda

Las baterías sanitarias ecológicas no causarán contaminación. Los desechos luego de un proceso podrán ser utilizados como abono. Foto cortesía Municipio de Guaranda

Las baterías sanitarias ecológicas no causarán contaminación. Los desechos luego de un proceso podrán ser utilizados como abono. Foto cortesía Municipio de Guaranda

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Modesto Moreta

Al menos 50 familias se beneficiarán con las unidades básicas sanitarias en las comunidades Pímbalo y Papaloma de la parroquia Simiatug del cantón Guaranda, en Bolívar. El proyecto es financiado por el Municipio en cooperación con Plan Internacional, programa Ecuador y la Junta Parroquial de Simiatug. El propósito es contrarrestar los impactos del covid-19 con higiene y saneamiento ambiental.

Son baterías sanitarias ecológicas no causarán contaminación. Los desechos luego de un proceso podrán ser utilizados como abono. También se eliminan los malos olores, las moscas y la contaminación ambiental. Medardo Chimbolema, alcalde de Guaranda, explicó que la intención es mejorar las condiciones de vida de las familias de estos sectores pobres del cantón.

Indicó que hace seis meses las familias beneficiarias fueron capacitadas en el uso, manejo y mantenimiento de las unidades sanitarias. Además, en saneamiento, fortalecimiento de las capacidades de las personas en temas de agua, hábitos de higiene y acciones que permitirán contrarrestar el impacto del covid-19.

Hace seis meses las familias beneficiarias fueron capacitadas en el uso, manejo y mantenimiento de las unidades sanitarias. Foto cortesía Municipio de Guaranda

Hace seis meses las familias beneficiarias fueron capacitadas en el uso, manejo y mantenimiento de las unidades sanitarias. Foto cortesía Municipio de Guaranda

Indicó que el Municipio de Guaranda aportó con USD 10 800 en materiales de construcción como ladrillos, ripio, arena y madera, la Junta parroquial de Simiatug con USD 7 500 para la ubicación de los biodigestores donde se descompondrán o secarán las haces fecales. “Es la primera fase del proyecto piloto que vamos aplicar en el cantón, la idea es llegar a las 200 familias que integran las dos comunidades y luego a otras”.

Chimbolema aseguró que con este nuevo sistema eliminará las tradicionales letrinas que provocan contaminación ambiental y enfermedades por la proliferación de las moscas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)