31 de August de 2009 00:00

Barcelona tuvo carácter ante El Nacional y mejoró su juego

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Jacinto Bonilla Prado.   Quito



El Nacional

1

 1

BarcelonaLa producción de Barcelona fue más prolija que la de su rival. Sin embargo, no le alcanzó para lograr más oxígeno en       la altitud quiteña  y alejarse del descenso.

La igualdad frustró a los dos protagonistas.  El Nacional prolongó su clasificación a las finales y Barcelona continúa penúltimo.
 


La figura
Hernán Encina puso su  talento en la mitad
El volante argentino mostró su talento para administrar bien la pelota, abrir espacios y marcar la pausa cuando El Nacional apretó   por la victoria. Barcelona tuvo un mérito: no    se desordenó, marcó  y   tocó bien la pelota.
La contrafigura
Edmundo Zura no pudo contra su ex equipo 
Le faltó jerarquía para afrontar un partido ante una defensa escalonada. En las dos ocasiones de gol que se le presentaron  careció de personalidad para rematar en el momento adecuado y  no supo qué hacer con la pelota.El partido tuvo un desarrollo predecible. El Nacional propuso a través del talento de Marvin Pita y la velocidad de Jorge Ladines.  Mientras que Barcelona esperó escalonando bien su defensa y  tuvo  jerarquía en el medio para  administrar el balón.

La jerarquía en la media y el ataque constituyó el factor gravitante del encuentro. En El Nacional sucedió lo contrario porque  convirtió al vértigo en imprecisiones.
 
De allí que la igualdad le dejó a Barcelona insatisfacción  porque tácticamente manejó bien el partido, sus jugadores pelearon todas las jugadas, corrieron 80 de los 90 minutos, pero les faltó  arresto físico al final para lograr su  objetivo.

La eficacia en el fútbol es vital: hacer lo justo en el momento oportuno. Y Barcelona fue eficaz y eficiente. A los 13 minutos, El Nacional registraba siete avances contra dos de Barcelona. Juan Samudio en la segunda llegada exigió a Cristian Mora para que efectuase la jugada del partido: el golero desvió el remate de cabeza con una espectacular volada. 

Esa fue la antesala del gol, porque, a minuto seguido, Raúl Román colocó un balón para que  Samudio desde el piso con esfuerzo y clase derrotase a Mora.

A partir del gol Barcelona manejó el partido, puso la pausa y aseguró la tenencia del balón ante un rival que comenzaba a descontrolarse.

Al comenzar la segunda etapa, al minuto cinco,  Ladines  se quitó la marca de dos rivales y desde fuera del área colocó un remate inatajable para Banguera.

El Nacional parecía resucitar pero fue un espejismo porque Edmundo Zura la esperanza de gol nacionalista  no pudo contra la marca en posta y fracasó en dos intentos aislados.



“El equipo demostró esa actitud que tiene ser  común en los jugadores y eso es valioso”.
Juan Manuel Llop
Director técnico de BarcelonaAllí estuvo otras de las diferencias del encuentro, mientras Barcelona tuvo a un eficaz ‘9’ como Samudio, El Nacional no pudo encontrar el ‘9’ ideal pese a que en esa posición probó a Zura, Carlos Quiñónez y Orlindo Ayoví.

Pese a que el esfuerzo físico de Barcelona disminuyó su rendimiento futbolístico, su técnico, Juan Manuel Llop, encaró el partido con actitud ganadora.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)