17 de October de 2009 00:00

El bajón en la construcción aún se siente

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Guayaquil
[email protected]

Una retroexcavadora empieza a retirar la maleza y nivelar el terreno donde se construirá la urbanización ciudad Santiago, en el km  19,5 de la vía Daule. Se trata de 47 hectáreas donde se edificarán 4 000 viviendas en nueve etapas. La ejecución de obras empezó el lunes pasado, luego de estar paralizada  más de cuatro meses.

Alexandra Miranda, coordinador de Marketing de ciudad Santiago, dice  que ahora es una buena época para construir viviendas para la clase media, que registra déficits habitacionales y que cuenta con el apoyo del Bono de la Vivienda del Gobierno.

Los costos de las viviendas van desde USD 18 927 a  28 032. “La gente quiere tener casa y por eso estamos dando las facilidades de pago desde USD 139 mensuales. Más que activar la inversión,  el objetivo es ayudar para que obtengan una vivienda”.

La urbanización San Eduardo, ubicada en el km  2 de la vía a la Costa, también busca clientes. Ahí se comercializan 174 solares urbanizados para que se edifiquen las viviendas con canchas deportivas, instalaciones de los servicios básicos y demás.

Carlos Repetto, gerente del Fideicomiso Mercantil San Eduardo, reconoce que este año la construcción de viviendas no creció  como los  anteriores. “El sector privado no  creció  para nada porque hubo cierto recelo por parte de los inversionistas. Pensaban que podía haber un cambio de moneda pero no se ha dado. Creemos que ahora sí se va a reactivar”.

La estrategia de Repetto para captar clientes es financiar directamente la compra de los terrenos a siete años plazos con una tasa del 10%. Cada lote de 300 m²  se cotiza en USD 37 500.

Los constructores sostienen que el sector frenó lentamente sus inversiones. Jaime Rumbea, director de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Viviendas del Ecuador (Apive), cuenta que la oferta bajó. “Por cada 10 hogares que accedieron a una vivienda en el primer semestre de 2008, ahora solo seis accedieron a una casa en el primer trimestre de 2009. El mercado se contrajo”.

Apive asocia a  las 18 inmobiliarias más grandes del país como Urbanis, Proinmobiliaria, Corporación Samborondón, Terrabienes, Pronobis, Etinar y otras.

Según Rumbea, la reducción de las inversiones y las remesas que envían los emigrantes afectaron a la oferta de las viviendas.  El Banco Central del Ecuador (BCE) calcula que la construcción se contraerá el  1% en este año, cuando en el 2008 creció el 13,8%.

José Centeno, presidente de la Cámara de Construcción de Guayaquil, dijo  que mientras no exista un entendimiento entre el  sector privado y el Gobierno, y se bajen las tensiones no se reactivarán las inversiones. “La construcción es el sector sánduche, si hay conflicto de intereses entre  Estado y el sector privado, que  financia  todo lo de  la construcción, la gente no invierte”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)