9 de junio de 2020 20:55

AMT realiza operativos preventivos en Quito, para que los buses circulen al 50% de su aforo

Ciertos buses de Quito se ven llenos y con pasajeros que viajan de pie. No se respeta el distanciamiento y se sobrepasa el aforo. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Ciertos buses de Quito se ven llenos y con pasajeros que viajan de pie. No se respeta el distanciamiento y se sobrepasa el aforo. Fotos: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Unidad de Noticias

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Conforme avanzan los días desde que se implementó el semáforo amarillo en Quito, la cantidad de vehículos en las vías se ha ido incrementando poco a poco, incluyendo a parte de la flota de buses convencionales y municipales. Pero no todas las unidades circulan cumpliendo la restricción que les permite circular a un 50% de su capacidad, de acuerdo a las disposiciones del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional.

Así lo comprobó este Diario la mañana de este martes 9 de junio del 2020, en un recorrido realizado en varios puntos de la ciudad. Por ejemplo, a las 06:45, el viaducto de la avenida 24 de Mayo se cerró y se formó una fila de carros en el redondel ubicado allí. Los conductores que necesitaban avanzar a la avenida Mariscal Sucre subieron al sector de la Loma Grande y desde ahí tomaron la calle Rocafuerte en donde hubo más congestión.

Los pasajeros no acatan el distanciamiento social y viajan uno junto a otro en los asientos y los pasillos. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Los pasajeros no acatan el distanciamiento social y viajan uno junto a otro en los asientos y los pasillos en buses el 9 de junio del 2020.


Se demoraron cerca de 15 minutos en salir del Centro Histórico. En los túneles había más vehículos en una fila de 500 metros aproximadamente. A lo largo de la Mariscal Sucre, desde San Roque hasta el barrio San Carlos (noroccidente), la mayoría de autobuses avanzaba a la mitad de su capacidad. Otras se movilizaban con más gente de la permitida; algunos pasajeros incluso iban de pie.

En la cooperativa Jaime Roldós Aguilera (noroccidente), un bus bajó desde el sector de Pisulí casi lleno de pasajeros. Cuando llegó a las paradas de las calles San Francisco de Rumiurcu y 25 de Mayo, en Cotocollao, la gente se subió desordenadamente al vehículo sin respetar la fila y los dos metros de distanciamiento. El chofer no utilizaba mascarilla.

Algo similar le pasó a otra unidad que llevaba pocos usuarios en el mismo punto. Al llegar a la parada, la gente ocupó todos los asientos de forma inmediata y tres señores se quedaron de pie. El resto de vehículos de transporte sí cumplía los estándares del COE.

Pasajeros suben a los buses en Quito el 9 de junio del 2020 mientras la ciudad se mantiene en semáforo amarillo dentro del contexto de contención de la pandemia del coronavirus. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Pasajeros suben a los buses en Quito el 9 de junio del 2020 en el barrio La Roldos mientras la ciudad se mantiene en semáforo amarillo dentro del contexto de contención de la pandemia del coronavirus.


Juan Manuel Aguirre, director de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), indicó que por el momento únicamente se realizan controles preventivos de cumplimento del aforo (50%) en las unidades. “No sancionamos porque nos encontramos analizando cómo se presentan las conductas de los ciudadanos y los vehículos”.

Las intervenciones se realizan de forma aleatoria junto con la Secretaría de Movilidad. En caso de que se sigan dando los incumplimientos a futuro, el Municipio de Quito podría aplicar sanciones administrativas. Para la tarde de hoy se prevé una reunión entre las autoridades de esas entidades para definir las medidas que se van a tomar.

En la cita de también se presentarán los resultados de los operativos que se han ejecutado desde que comenzó el semáforo amarillo, el 3 de junio. “No hay sanciones. Cuando encontramos que un bus incumple con las disposiciones, le sugerimos (al chofer) que baje al exceso de pasajeros”. En los primeros siete días de semáforo amarillo, los agentes identificaron que entre 20 y 25 unidades laboraron con más del 50% de su capacidad en diferentes sectores de la capital.

Aguirre asegura que los problemas se han presentado en las horas pico y, en el resto del día, el servicio de transporte ha trabajado con normalidad. “Debe existir corresponsabilidad entre transportistas, autoridades y la ciudadanía. Si alguien observa que un bus se moviliza con el 50% de su capacidad, lo primordial es no subirse. Debe esperar al arribo de la siguiente unidad. Es un tema de salud, no de movilidad”. De momento, las autoridades trabajan para que se incremente el número de buses que brindan servicio en Quito.

En el transcurso de la mañana, el panorama fue el mismo en El Trébol, Chillogallo, Guamaní, el Comité del Pueblo y otros lugares, la mayoría buses acató la disposición de trabajar con el 50% del aforo, mientras que unos pocos no cumplían con esa disposición.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias
Medidas de protección
Mapa de infectados
Glosario
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (165)
No (1)