28 de septiembre de 2020 13:21

Fiscalía revela que amenazaron a juez del caso Jacobo Bucaram: ‘Tres hombres le dieron tres opciones’

Actualmente, el procesado guarda prisión preventiva en la cárcel de Cotopaxi.

Desde el domingo 28 de septiembre del 2020, Jacobo Bucaram está preso en la cárcel de Cotopaxi. Foto: Cortesía

valore
Descrición
Indignado 190
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 6
Redacción Seguridad

La Fiscalía General del Estado dio a conocer, la tarde de este lunes 28 de septiembre del 2020, que uno de los jueces que tramita un caso en el que está involucrado Jacobo Bucaram, hijo del expresidente Abdalá Bucaram, ha sido amenazado.

El 25 de septiembre, Jacobo Bucaram fue detenido en Medellín y expulsado de Colombia. La noche de ese viernes llegó a Quito, con custodia, porque afrontaba orden de prisión. El sábado, fue vinculado al proceso por delincuencia organizada, en el cual también son investigados su padre y tres agentes de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT).

La amenaza llegó al Juzgado, en el marco de la vinculación al nuevo proceso penal. Un funcionario de la dependencia judicial reportó que se contactaron “tres personas con acento colombiano, que se refirieron en particular al proceso de Jacobo Bucaram”, señaló este lunes la ministra de Gobierno, María Paula Romo.


'Pidieron trasladar a Jacobo Bucaram a Guayaquil'

En ese contacto, los hombres “le dieron tres opciones” al juez que conoció el sábado 26 de septiembre la vinculación de Jacobo Bucaram en el caso de delincuencia organizada: “levantar la prisión, trasladarlo a Guayaquil o atenerse a las consecuencias”, detalló la Secretaria de Estado.

“Nadie puede sentirse por fuera de la ley, tienen que detenerse este tipo de amenazas, de enfrentamientos, de mensajes, de insinuaciones en contra de que la Justicia haga su trabajo, tienen que dejar de acumular más sospechas”, sostuvo Romo la tarde de este lunes en Ecuavisa.


Estados Unidos coopera en la investigación


“Estos casos han escandalizado al país. No es cierto que (a Jacobo Bucaram) le correspondía una cárcel en Guayaquil ni es cierto que se envió un vuelo privado”, aseveró la ministra María Paula Romo.

“Jacobo Bucaram fue expulsado de Colombia y el Estado colombiano decidió en qué vuelo trasladarlo (a Ecuador); era un vuelo oficial y, por cierto, se debe a la cooperación eficaz entre las instituciones de ambos países y también a la cooperación que en este caso está poniendo un tercer país, EE.UU., que está preocupado por este caso; una de las investigaciones, la que tiene sede en Quito, es precisamente una investigación donde se averigua la suplantación de identidad de agentes de la DEA. Así que hay tres país cooperando en esta investigación”, enfatizó la funcionaria.


Protección para los operadores de justicia del caso


La amenaza, en sí misma, “constituye un nuevo delito”, dijo Romo. La Policía brinda desde ya protección al juez Ronald G., ante las amenazas denunciadas por el servidor judicial, puntualizó.

“Hemos conversado ya con la fiscal general, que es la persona que recibió esta alerta. La Policía, en este momento, se encuentran levantando un parte sobre la amenaza que le hicieran llegar esta mañana a través de su secretario al juez. Él recibirá toda la protección de la Policía”.

La Fiscalía, en un comunicado, dijo que inició las investigaciones y que activó los protocolos del Sistema Nacional de Protección y Asistencia a Víctimas, Testigos y Otros Participantes en el Proceso Penal. Esta decisión se tomó “apenas fue conocida la amenaza realizada por tres individuos extranjeros al juez, para que revoque la medida, la cambie o se atenga a las consecuencias”.


Jacobo Bucaram ingresó a la cárcel de Cotopaxi a las 01:30 del domingo 27 de septiembre del 2020, tras la audiencia de vinculación que se desarrolló el sábado en la Unidad Judicial de Quito.

En el comunicado, la Fiscalía expresó que “rechaza, de manera enfática, cualquier intento de intimidación o amenaza en contra de los operadores de justicia, cuyas actuaciones -enmarcadas siempre en la Constitución y la Ley- coadyuvan al combate contra la corrupción y la impunidad”.

Además, hizo un llamado público a las organizaciones, asociaciones, gremios y activistas judiciales para “que estén vigilantes y acompañen los procesos, sobre todos aquellos que generan gran conmoción social y que podrían relacionarse con estructuras de corrupción”.

El abogado de Jacobo Bucaram, Francisco Onofa, reaccionó esta tarde. Dijo que está bien que investiguen las supuestas amenazas. “Personalmente no creo (que se haya dado aquello). No se han podido determinar este tipo de situaciones”.

El expresidente Abdalá Bucaram también se pronunció en Twitter y habló de “falsas amenazas a jueces”. ¿Qué hace mi hijo preso en Latacunga si el juicio es en Guayaquil?, señaló el exmandatario, pese a que tanto él como su hijo y tres agentes de la AMT son procesados por el delito de delincuencia organizada en Quito. 


¿Por qué se investiga a funcionarios de la AMT?

Todo se remonta al 1 de junio del 2020. Un retén policial en medio del estado de excepción por la pandemia del covid-19 en Santa Elena, Costa de Ecuador, terminó con el arresto de dos israelíes; transportaban USD 100 000 en efectivo en su vehículo y credenciales falsas de la DEA (Departamento Antidrogas de EE.UU.).

Los extranjeros, identificados como Shy Dahan y Oren Sheinman dijeron en julio ante las autoridades ecuatorianas que funcionarios de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT ) de Quito, que además pertenecían a la escolta presidencial, les entregaron las credenciales falsas. Y aseguraron que el dinero que portaban les había dado Jacobo Bucaram, como parte de la venta de insumos médicos, en el contexto de la pandemia.

El sábado 8 de agosto, Shy Dahan apareció asesinado en su celda en la Penitenciaría del Litoral; Oren Sheinman fue encontrado herido, tras también sufrir un ataque. 

La madrugada del 12 de agosto fueron detenidos Abdalá Bucaram, en Guayaquil, y tres funcionarios de la AMT, en Quito. Un día después, los cuatro fueron vinculados por presunta delincuencia organizada. El expresidente participó en la audiencia -efectuada en la capital de Ecuador- por vía telemática, desde Guayaquil, y recibió arresto domiciliario, por su edad.

El 13 de agosto, la Embajada de Estados Unidos en Quito emitió una ‘Declaración sobre el uso de identificaciones diplomáticas fraudulentas’, en la cual se expresó “preocupada” por las revelaciones hechas en torno a la captura de los ciudadanos israelíes Shy Dahan y Oren Sheinman en Ecuador.

“La Embajada está al tanto del uso de identificaciones diplomáticas fraudulentas en el Ecuador, que representan falsamente a individuos como empleados del gobierno de los Estados Unidos”, señaló la legación diplomática en Ecuador.

“La Embajada de los Estados Unidos tiene conocimiento de que varios miembros del personal de la Embajada han sido detenidos mientras conducían en Quito en los últimos meses; en varios de estos casos se tomaron fotografías de la cédula, las placas y el automóvil”, denunció la sede diplomática estadounidense en su declaración.


Judicatura rechaza amenazas en caso Bucaram

El Consejo de la Judicatura emitió un comunicado la tarde de este lunes 28 de septiembre, en el cual defiende la “independencia judicial” y anuncia que ha “activado los protocolos de seguridad y protección” para el juez.

“El Consejo de la Judicatura rechaza las amenazas a uno de los jueces que conocen los procesos penales iniciados” contra Jacobo Bucaram, “acusado del presunto delito de delincuencia organizada, por la venta irregular de suministros médicos durante la emergencia sanitaria por el covid-19”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (65)
No (7)