Seis detenidos en Pekín por falsificar pruebas PCR
Jorge Glas todavía tiene alternativas para buscar un…
En Chillogallo se fraguó la independencia
El sur y el centro de Quito avivaron el gran triunfo…
Los combatientes se abastecieron de alimento en Lloa
La gesta de 1822 aún es parte de la vida en La Libertad
Las tropas de Sucre celebraron en La Victoria
UNE finalizó huelga de hambre por la equiparación salarial

‘Otra inaceptable forma de tortura de la dictadura’, dice Luis Almagro sobre la muerte de 46 presos en una cárcel de Venezuela

Organizaciones de derechos humanos y la oposición venezolana rechazan la versión oficial sobre el incidente ocurrido en la cárcel de Guanare (Venezuela) que dejó al menos 46 privados de la libertad muertos. Foto: REUTERS.

Organizaciones de derechos humanos y la oposición venezolana rechazan la versión oficial sobre el incidente ocurrido en la cárcel de Guanare (Venezuela) que dejó al menos 46 privados de la libertad muertos. Foto: REUTERS.

Organizaciones de derechos humanos y la oposición venezolana rechazan la versión oficial sobre el incidente ocurrido en la cárcel de Guanare (Venezuela) que dejó al menos 46 privados de la libertad muertos. Foto: REUTERS.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, se refirió este 2 de mayo del 2020 a los hechos ocurridos en una cárcel del centroeste de Venezuela. En un mensaje difundido en la red social Twitter, calificó al hecho- que dejó al menos 46 privados de la libertad muertos- como “otra inaceptable forma de tortura de la dictadura“.

Los prisioneros murieron en medio de un confuso incidente. De acuerdo con la versión de las autoridades de Venezuela, en el centro de detención se registró un intento de fuga cerca de las 13:00 del viernes 1 de mayo del 2020.

Sin embargo, la oposición venezolana y grupos de derechos humanos de este país aseguran que los privados de la libertad protestaban para exigir el ingreso de alimentos al centro en el que se encuentran detenidos.  De acuerdo con reportes de medios internacionales, el número de heridos hizo colapsar un hospital. 

En su mensaje en Twitter, Almagro condenó que las 46 personas murieran “en un motín de presos hambrientos en la cárcel de Guanare”.

Una diputada opositora y grupos de derechos humanos de Venezuela pidieron el sábado 2 de mayo del 2020 investigar la muerte de 46 privados de la libertad en una cárcel del centroeste del país, y rechazaron la versión de las autoridades de que hubo un intento de fuga.

La ministra para el Servicio Penitenciario, Iris Varela, confirmó el viernes 1 de mayo del 2020 el incidente al medio local Últimas Noticias, y dijo que se trató de un intento de fuga, en el que fue herido con un arma blanca el director del penal, pero no ofreció más detalles, ni número de fallecidos.

Ni el Ministerio de Información ni la Fiscalía respondieron solicitudes de comentarios.

“Es como difícil creer que a las 13:00, a plena luz del día se vayan a escapar los presos por la puerta principal”, dijo Beatriz Girón, presidenta del no gubernamental Observatorio Venezolano de Prisiones.

Agregó que aparte de la versión oficial de la fuga, hay al menos otras dos hipótesis sobre lo ocurrido en el Centro Penitenciario de Los Llanos, en el estado Portuguesa, en el centroccidente venezolano, construido para albergar unos 750 detenidos, pero donde hay al menos 2 500, según la activista.

El incidente comenzó cuando algunos privados de la libertad protestaban exigiendo el ingreso de la comida que les llevan familiares, pero también mencionan que un ‘pran’, o jefe entre los reclusos, ordenó un motín por la muerte a fines de abril, fuera de la prisión, de uno de sus colaboradores, indicó Girón y también no gubernamental Una Ventana a la Libertad, que trabaja en la defensa y promoción de los derechos humanos de los encarcelados.

La diputada opositora María Beatriz Martínez, de Portuguesa, y Girón dijeron que un oficial de la Guardia Nacional, que custodia la parte externa de las prisiones en Venezuela, fue el encargado “de la operación militar que generó esa masacre” y exigieron investigar lo qué realmente sucedió.

Las restricciones de visita a las cárceles son parte del esfuerzo para prevenir la propagación del coronavirus en sus prisiones superpobladas.

En Argentina y Perú, presos se amotinaron el mes pasado exigiendo la liberación de algunos privados de la libertad por temor a la infección o demandando mejoras sanitarias para enfrentar el coronavirus.