¿Cuánto tiempo puede estar fuera del cargo el Defens…
Juez ordenó traslado del Defensor del Pueblo a la Cárcel 4
‘Hoy no circula’ volverá desde el 21 de mayo
Policía encontró armas embaladas en el interior de u…
Tungurahua registró 56 personas contagiadas de covid…
¿Qué pasará en el feriado del 24 de mayo, sin el est…
Guayaquil marca una tendencia a la baja en casos y m…
Biess bajó la tasa de hipotecarios populares a 5,99%…

Agresor abusó sexualmente de una niña frente a una finca, a la que los padres de la victima se trasladaron por la pandemia

Imagen referencial. El agresor habitaba y laboraba frente a la finca a donde se trasladó la familia de la víctima, por la pandemia. El sentenciado aprovechó la ausencia de los padres para abusar sexualmente de la niña. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Imagen referencial. El agresor habitaba y laboraba frente a la finca a donde se trasladó la familia de la víctima, por la pandemia. El sentenciado aprovechó la ausencia de los padres para abusar sexualmente de la niña. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Imagen referencial. El agresor habitaba y laboraba frente a la finca a donde se trasladó la familia de la víctima, por la pandemia. El sentenciado aprovechó la ausencia de los padres para abusar sexualmente de la niña. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

El Tribunal de Garantías Penales de Morona Santiago sentenció a cinco años de cárcel a Justo Medardo M. por el delito de abuso sexual cometido contra una niña de 7 años. Además, ordenó una reparación integral a favor de la víctima.

Según las investigaciones de la Fiscalía, debido a la pandemia del covid-19, la familia de la niña se trasladó a vivir a una finca situada en la parroquia General Proaño del cantón Morona, en la Amazonía del Ecuador. Al frente del lugar, residía y laboraba Justo Medardo M., informó la institución la tarde del 23 de abril del 2021.

Los hechos sucedieron hace casi un año, el 29 de abril de 2020. El agresor esperó que los padres de la niña salieran a trabajar, para llamarla con el pretexto de regalarle alimentos. Cuando se encontraban dentro del inmueble, abusó sexualmente de la menor y al escuchar que su papá llegó en un vehículo la soltó; la víctima salió corriendo y contó lo sucedido.

Los padres de la menor denunciaron al ahora sentenciado y esa misma noche se realizó un operativo y fue capturado.

Durante el desarrollo de la diligencia, el fiscal Marco Velecela Rojas sustentó su teoría del caso con el testimonio de la niña y el de su madre. Además, con los testimonios de los peritos que realizaron el examen médico-legal, la valoración psicológica, el informe de trabajo social y el reconocimiento del lugar de los hechos.

Justo Medardo M. fue sentenciado conforme al artículo 170 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que sanciona el delito de abuso sexual con privación de libertad de cinco a siete años.