12 de agosto de 2020 15:08

Poca afluencia de pacientes a carpa medicalizada del Centro Histórico este miércoles 12 de agosto

Pocos pacientes con síntomas de covid-19 se reportó la mañana de este miércoles 12 de agosto del 2020, en los exteriores de la carpa medicalizada de la Escuela Sucre, ubicada en la parroquia Centro Histórico. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Pocos pacientes con síntomas de covid-19 se reportó la mañana de este miércoles 12 de agosto del 2020, en los exteriores de la carpa medicalizada de la Escuela Sucre, ubicada en la parroquia Centro Histórico. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 3
Unidad de Noticias

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Baja afluencia de pacientes con síntomas de covid-19 se reportó la mañana de este miércoles 12 de agosto del 2020, en los exteriores de la carpa medicalizada de la Escuela Sucre, ubicada en la parroquia Centro Histórico.

La estación forma parte de la estrategia de contingencia para la atención a pacientes con sintomatología respiratoria asociada al covid-19 que implementó el Municipio en diferentes puntos de la ciudad.

Según la Secretaría de Salud, una carpa se instaló en ese centro educativo debido a que la parroquia Centro Histórico es una de las que reporta mayor cantidad de contagios de coronavirus. Según datos del COE provincial, 716 se han registrado hasta el 11 de agosto del 2020.

Usualmente, en los exteriores de estos puntos de triaje, se forman largas filas de pacientes que buscan ser atendidos. Sin embargo, esta mañana, apenas cinco pacientes se encontraban a la espera.

Karina arribó a las 06:50 para hacer fila. “Antes de hoy ya estuve acá. Primero hay un filtro en donde nos preguntan qué tipo de síntomas tenemos. Luego de esa evaluación nos permiten pasar al triaje. Si el estado de salud es grave nos realizan la prueba (de diagnóstico)”, señaló la mujer.

“Venimos de Chimbacalle. En mi barrio, tres personas fallecieron. Tenían 50, 36 y 32 años”, narró.

Estaba acompañaba a su cuñada, Rosa, quien tenía fiebre y dolores de la cabeza y el cuerpo. “He visitado varios lugares con mi esposo que tiene discapacidad. En esas salidas quizás nos contagiamos”, contó. Esperaba recibir el tratamiento adecuado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)