2 de noviembre de 2020 00:00

El 19% de los asambleístas es reemplazado por alternos; 16 legisladores a elecciones

La asambleísta Pinucccia Colamarco asumió el puesto de Daniel Mendoza.

La asambleísta Pinucccia Colamarco asumió el puesto de Daniel Mendoza. Foto: Cortesía

valore
Descrición
Indignado 28
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Roger Velez
Redactor (I)
politica@elcomercio.com

En el presente período legislativo, que finalizará en mayo del 2021, 26 legisladores alternos han sido principalizados. La cifra equivale al 19% de los 137 integrantes de la Asamblea Nacional.

De ese total, 16 asumieron porque los titulares renunciaron para participar en las contiendas electorales del 2019 y 2021; los 10 restantes se posesionaron porque los principales fueron destituidos, renunciaron, buscaron asilo o recibieron una sentencia condenatoria, como fue el caso de Viviana Bonilla (exAP).

La mayor desbandada se dio hace dos años. 14 renunciaron a finales del 2018 para las elecciones seccionales del 2019. Y otros dos -Ximena Peña (AP) y Guillermo Celi (SUMA)- salieron en octubre pasado, para ir por las presidenciales del 2021.

El artículo 114 de la Constitución dice que “las autoridades de elección popular que se postulen para un cargo diferente deberán renunciar al que desempeñan”.

El fenómeno ha repercutido en la composición de las bancadas. De los 38 de Alianza País (AP) y aliados, ocho tienen esta condición, entre ellos están Xavier Casanova y Ximena Chactong, quienes reemplazan a Soledad Buendía y Carlos Viteri, asilados en México.

De los 17 del PSC, siete son alternos que fueron principalizados; 4, de los 32 de Revolución Ciudadana (RC); y 3, de los 18 de Creo. Los demás pertenecen a otras tiendas políticas o son independientes.

A nivel de comisiones, las que más reemplazos tienen son las de Participación Ciudadana (cuatro), y las de Gobiernos Autónomos, Salud y Justicia (tres cada una).

Solo en la de Comisión de Educación se produjo un cambio, cuando el coordinador del PSC, Vicente Taiano, renunció en julio pasado para asumir la dirección de la Autoridad de Tránsito de Guayaquil.

La última en incorporarse a la mesa de Participación Ciudadana fue Yovana Guevara, en reemplazo de Eliseo Azuero (BADI), quien al igual que Daniel Mendoza dimitió a su puesto en medio de una investigación judicial por supuesta delincuencia organizada.

Las renuncias de Azuero y Mendoza también hicieron que el Pleno reorganizara la Comisión de Fiscalización, en septiembre pasado. Guevara y Pinuccia Colamarco, alterna de Mendoza, fueron dos de nueve asambleístas que votaron en contra, tras calificar de ilegal al procedimiento.

Guevara es una odontóloga de profesión que asegura tiene una carrera política desde hace más de 32 años. Ella lamenta la situación de Azuero, de quien desconoce su paradero.

Antes de ser principalizada de forma definitiva, Colamarco se vio envuelta en una polémica en enero pasado, cuando votó en contra de que el pedido de juicio político que impulsaba el bloque de Creo en contra de la presidenta del CNE, Diana Atamaint. Con su voto, el proceso no pasó al Pleno de la Asamblea.

La alterna del entonces asambleísta Mendoza justificó su decisión en que no encontraba razones para ese pro­ceso. Ella es magíster en Gestión Empresarial.

Con la reorganización de la mesa de Fiscalización, el bloque del PSC confió en Dennis Marín y Mercedes Serrano para esta comisión, que se encarga de sustanciar los pedidos de juicios políticos, como el que enfrenta la ministra de Gobierno, María Paula Romo.

Ambos son abogados y asumieron sus curules de manera definitiva, después de que Paola Vintimilla y Carlos Falquez Batallas renunciaran para ir por las seccionales de marzo del 2019, en las que no obtuvieron los votos necesarios.

Las comisiones de Justicia y de Régimen Económico quedaron en acefalía por las salidas de Ximena Peña (AP) y Daniel Mendoza (Mejor), que ocupaban la presidencia. Esta última opera con un presidente encargado, Franco ­Romero (BADI), hace cuatro meses.

Sin embargo, en el caso de Peña, la comisión demoró apenas nueve días en reemplazarla. Con los votos de su alterno, Carlos Ortega; de Rodrigo Collaguazo, quien sustituye a Viviana Bonilla, y de otros nueve legisladores, José Serrano (AP) asumió la Presidencia. Dos años antes Serrano fue destituido como titular de la Legislatura.

El exdiputado Ramiro Rivera dice que no se puede dimensionar si la presencia de más suplentes afecta o no a esta Función del Estado, que cuenta con bajos niveles de aprobación ciudadana y que tiene a 60 legisladores con procesos de investigación en la justicia.

“Si la calidad de la Asamblea es tan mediocre con quienes fueron elegidos como principales, imagine ahora con más suplentes”, sostiene Rivera.

Los asambleístas alternos podrían desaparecer si la Asamblea -y después en referendo- se aprueba la reforma constitucional que impulsa el Comité por la Institucionalidad Democrática para transformar al Parlamento en bicameral y eliminar el Cpccs.

De ese modo, cuando un asambleísta salga, su lugar será ocupado por el siguiente más votado. Así se busca evitar que los legisladores coloquen como sus alternos a familiares u otros compromisos.

La propuesta del Comité es que el Legislativo cuente con una cámara de senadores y otra de representantes.

Sin embargo, este cambio debe ser votado en el Pleno. Después el proyecto, tanto para cambiar la estructura de la Asamblea como para eliminar al Cpccs e independizar la Fiscalía del Consejo de la Judicatura, tiene que ser aprobado en una consulta popular.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (3)