19 de January de 2014 15:50

Riesgos de las dietas milagro o de emergencia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Ante la preocupación por eliminar los kilos de más que dejan las fiestas decembrinas, que en muchas ocasiones provoca recurrir a las llamadas "dietas milagro o dietas de emergencia", nutriólogos advirtieron sobre sus riesgos, ya que provocan desequilibrios nutricionales, pérdida de masa muscular y agua, así como el llamado rebote.

De acuerdo con la nutrióloga Fernanda Zimmernann, los regímenes de alimentación de ese tipo prometen una rápida pérdida de peso y muchas veces son a costa de la salud del individuo, pues se caracterizan por ser hipocalóricas, con un importante desequilibrio de la distribución de los nutrimentos.

Además de que algunas de esas dietas fomentan el ayuno prolongado y la omisión de alguno de los grupos de alimentos, con lo cual se fomenta la creación y el seguimiento de hábitos de alimentación saludables, que perjudican la salud.

"Las dietas milagro generalmente son regímenes estrictos donde se elimina un grupo entero de alimentos y el aporte de calorías y carbohidratos es muy bajo, por lo que las personas que siguen con frecuencia este tipo de dietas tienen mayor riesgo de sufrir hipoglucemias, mareos, dolores de cabeza y hasta desmayos", alertó.

Además de la deficiencia nutricional, añadió en un comunicado, puede haber una disminución de la función inmune, favoreciendo las infecciones, ocasionando también anemia, pérdida de la densidad muscular ósea, piel seca y favorecer la aparición de estrías, entre otras consecuencias desfavorables.

Agregó que por lo general, las "dietas milagro" ocasionan una baja de peso exagerado en un período de tiempo muy corto, debido a la pérdida de masa muscular y agua, sin embargo, al terminarla o dejarla, conlleva al efecto rebote donde el individuo recupera el peso perdido o incluso más.

"Esto lleva a un círculo vicioso con repetidos intentos fallidos de dietas de emergencia que a la larga dañan al organismo, porque puede originar algún trastorno de la conducta alimentaria" que conlleva a problemas cardiovasculares, en el aparato reproductor, en el sistema digestivo, en la piel, esqueleto y dientes", sostuvo.

También pueden generar complicaciones psicológicas, como: ansiedad, depresión, déficit de aprendizaje, falla de memoria, baja autoestima, abundó la experta.

La mejor opción de dieta o régimen alimenticio siempre será la que mantenga el bienestar físico y emocional, por ello, es recomendable buscar el apoyo de un nutriólogo, así como seguir un plan de alimentación adaptado a las necesidades, gustos y preferencias, así como actividad física, puntualizó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)