23 de septiembre de 2015 12:00

La Fundación Neruda demanda que restos del poeta vuelvan a su tumba

Forenses hallaron  bacteria infecciosa en  restos de Pablo Neruda

42 años después de su muerte, la casa Museo de Isla Negra espera el retorno de su dueño, rodeada del rugido de las olas del Pacífico y de los graznidos de las aves marinas, escenario que tanto gustó al también autor de 'Confieso que he vivido'.  Foto: Archivo.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

La Fundación Pablo Neruda demandó hoy, 23 de septiembre, al cumplirse 42 años de la muerte del escritor, que los restos del poeta chileno, exhumados hace dos años por orden judicial, sean devueltos "a su residencia en la tierra", en la localidad costera de Isla Negra, que él eligió para su descanso eterno.

"Compañeros, enterradme en Isla Negra, junto al mar que conozco...", escribió el ganador del Premio Nobel de Literatura en 1971. Su cadáver fue exhumado en abril de 2013, en el marco de una investigación para determinar si murió asesinado o a causa de un cáncer el 23 de septiembre de 1973, como señala la versión oficial.

La investigación se abrió tras una denuncia presentada por el Partido Comunista de Chile, basada en declaraciones de Manuel Araya, antiguo chófer de Neruda, quien aseguró a la revista mexicana Proceso que el poeta fue envenenado por agentes de Pinochet en la clínica donde permanecía ingresado, en Santiago.

Aunque los exámenes practicados a los restos en Chile y el exterior han corroborado inicialmente un cáncer de próstata como causa de muerte, una pericia realizada en el Centro de Ciencias y Técnicas Forenses de la Universidad de Murcia determinó la presencia de fragmentos moleculares de estafilococo dorado, una bacteria agresiva y mortal no asociada el cáncer que padecía el poeta.

Mientras se dilucida este hallazgo, el cuerpo del autor de 'Veinte Poemas de amor y una canción desesperada' continúa en el Servicio Médico Legal (SML) de Santiago, lejos de la tranquilidad de la brisa de marina y de los restos de su esposa, Matilde Urrutia. Ni el rugido del viento ni la ferocidad de las olas que caracterizan a la localidad de Isla Negra, donde se encuentra una de las tres casas del poeta, son capaces de aplacar la ausencia de su propietario.

"Creemos que el tiempo transcurrido es más que suficiente para realizar los peritajes e investigaciones y que sus resto merecen el respeto de ser sepultados en su residencia en la tierra en la localidad de Isla Negra", subraya la declaración de la Fundación, que desde 1986 difunde y preserva el legado del poeta.  El también autor de 'España en el Corazón' y 'Canto General' murió pocos días después del golpe militar que encabezó Augusto Pinochet en 1973 y su funeral, en el que millares de personas desafiaron a la dictadura, es considerado la primera protesta contra el régimen.

Entre consignas a favor de la libertad y la democracia, pese a una gran presencia militar en las calles, el cadáver de Neruda fue depositado en un humilde nicho del Cementerio General de Santiago, donde permaneció hasta después de la restauración de la democracia en Chile, en 1990, cuando fue trasladado a Isla Negra.

Hoy, 42 años después, la casa Museo de Isla Negra espera el retorno de su dueño, rodeada del rugido de las olas del Pacífico y de los graznidos de las aves marinas, escenario que tanto gustó al también autor de 'Confieso que he vivido'. La conmemoración del 42 aniversario de su muerte incluye una exposición con fotografías, dedicatorias, postales, cartas y otros materiales exclusivos sobre Pablo Neruda y la obtención del Nobel de Literatura en 1971 en La Chascona, la casa que Neruda poseía en Santiago y actual sede de la Fundación.

También, en el mismo sitio, la proyección del filme 'Funeral de Pablo Neruda' del cineasta italiano Renzo Sicco. Ambas actividades se repetirán el jueves y viernes en Isla Negra, señaló la Fundación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)