31 de July de 2010 00:00

La Misión Manuela Espejo recorre los cantones de Guayas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

Parada junto a una lavacara con agua espumosa, Cristina Quiñónez lavaba un pilo de ropa la mañana de ayer. Una escalinata larga y un camino polvoriento dirigían a su casa de caña, en las laderas del cerro Las Cabras, en el cantón Durán.

Ahí recibió a los miembros de la Misión Solidaria Manuela Espejo, quienes llegaron con una cama, un colchón y una silla de ruedas para su hija Xiomara. En sus brazos, la pequeña de 2 años se tambaleaba de un lado a otro. Tiene parálisis cerebral.

Cerca, en el sector Mirador II, Mónica Delgado acomodaba en una silla similar a su hija Nathalie, de 4 años. La pequeña también sufre discapacidad intelectual.Las dos niñas son parte de las 2 751 personas con discapacidad identificadas en Durán. Desde el 12 de julio, las brigadas de la Misión Solidaria recorren Guayas como parte del primer estudio biosicosocial, clínico y genético de pacientes con discapacidad en el país, liderado por la Vicepresidencia de la República.

Hasta el miércoles se reportaron 4 765 personas con discapacidad intelectual y 13 540 con otras discapacidades. Esto luego de visitar 56 107 viviendas. Pero el recorrido continúa.

Bianca, de 5 años, jugueteaba el pasado martes con un pedazo de papel. Sus manitos intentaban doblarlo, pero se le dificultaba.

“Cuando nació casi no se movía. El médico nos dijo que tenía una lesión cerebral leve”, recuerda María Del Pozo, su madre. Esa lesión le impide mover con facilidad el brazo y pierna izquierda.

Ese día, en su casa de la ciudadela Panorama en Durán, Bianca fue visitada por la brigada 70, integrada por la doctora cubana Odalis Ortega, la sicopedagoga Leticia Lorente y la médico Sandra Benavides, quienes luego de un chequeo llenaron un ficha.

Adelante, Ana de Jesús Torres aguardaba. Lentamente, su hijo Luis empujaba la silla de ruedas en la que ha permanecido durante ocho años. Ella padece arterioesclerosis múltiple.

“Me dejé vencer. Ya no me levanto”, decía mientras con dificultad tomaba un lápiz para firmar el formulario médico.

Patricia Pozo, subsecretaria del Austro, asegura que el estudio es integral. Explica que tras la toma de datos se hará un seguimiento que incluye la asistencia con terapias, ayuda física y económica, como el bono Joaquín Gallegos Lara (de USD 240), para personas con discapacidad severa. Para la primera fase de entrega el Gobierno destinará USD 38 291.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)