8 de junio de 2017 00:05

En la agenda educativa 2017 se reconocen debilidades

El ministro Fander Falconí junto a viceministros de Educación (izq.) e Infraestructura, Álvaro Sáenz y Jaime Roca (der).

El ministro Fander Falconí junto a viceministros de Educación (izq.) e Infraestructura, Álvaro Sáenz y Jaime Roca (der). Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 14
Mariela Rosero

Sin decirlo directamente, el Ministro de Educación les dio la razón o al menos el derecho a la duda. Al presentar las 10 prioridades de su gestión para este 2017 incluyó temas que habían sido advertidos por docentes, alumnos y analistas.

Así, por ejemplo, reconoció la necesidad de “liberar a los profesores de una carga administrativa y de tramitología”.
Fander Falconí no desconoció la importancia de registrar el trabajo en aula. Pero le han repetido que por problemas de la plataforma informática deben quedarse más tiempo del exigido. La meta es ajustar eso, para que se enfoquen en sus alumnos y en capacitarse.

Otro punto: pidió revisar el estudio ‘Una mirada en profundidad del acoso escolar en el Ecuador’. Seis de cada 10 estudiantes, de entre 11 y 18 años, afirma haber sido víctima de al menos un acto violento.

El Ministro se comprometió a reforzar los departamentos de consejería estudiantil. Ha pedido que en los distritos se registren las denuncias, para investigarlas y transparentar las cifras. Incluso estarán pendientes de lo que se denuncie en redes sociales.

Otros puntos, que acepta, es la urgencia de abrir el diálogo sobre la educación intercultural bilingüe; revisar las consecuencias de fusionar escuelas e integrar a sus estudiantes en Unidades Educativas del Milenio (UEM). Antes de que inicie el ciclo 2017- 2018, en la Sierra, dará una respuesta.

La agenda hasta el 2017 tiene ocho puntos: 1. Atacar el rezago escolar con educación básica flexible (octavo, noveno y décimo de básica) en 11 meses, y tres años de bachillerato en un intensivo de 15 meses, para 10 000 y 3 000 personas, respectivamente. 2. Impulsar campañas de alfabetización. Certificar a 48 mil personas en postalfabetización. 3. Acompañamiento pedagógico, de asesores y mentores, para 700 docentes. 4. Fortalecer el sistema de educación intercultural bilingüe, reducir brechas.

5. Reorganizar el tiempo docente. 6. Tener 2 867 docentes más con nombramiento, 950 con maestrías internacionales.
7. Plan de Lectura Yo leo.

8. Engranaje con la ‘U’ con apoyo de Setec. 9. Combate al acoso escolar. 10. Construir 73 infraestructuras, de esas 28 UEM, 10 unidades repotenciadas y 35 siglo XXI.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (3)