14 de diciembre de 2015 17:00

Científicos australianos descubren un proceso clave para desarrollar vacunas

Una investigación de la Universidad Griffith de Australia descubrió un procedimiento para el desarrollo de medicamentos y vacunas. Foto: Archivo EL COMERCIO

Una investigación de la Universidad Griffith de Australia descubrió un procedimiento para el desarrollo de medicamentos y vacunas. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

Un equipo de la Universidad Griffith de Australia ha descubierto un proceso de interacción entre células y macromoléculas clave para desarrollar medicamentos y vacunas en contra de enfermedades infecciosas, según un estudio publicado este lunes 14 de diciembre de 2015 por la revista Proceedings of the National Academy of Science (PNAS).

Esta investigación muestra que los glicanos, las complejas estructuras de azúcar en las células relacionadas con el contagio de muchas enfermedades, pueden interactuar unos con otros "con gran afinidad".

Antes de este estudio, esa interacción no se consideraba posible o se pensaba que era demasiado débil para tener importancia.
"Hemos descubierto una manera completamente nueva de relación entre las células y las macromoléculas, que interactúan unas con otras a través de interacciones entre los glicanos bacteriales y los humanos", explicó Michael Jennings, uno de los investigadores principales del estudio.

"Para desarrollar nuevos medicamentos y vacunas tienes que entender esos procesos biológicos y antes de este estudio no sabíamos que existían, por lo que este estudio abre la puerta a un nuevo abanico de métodos que podemos usar para bloquear las infecciones", añadió Jennings.

El descubrimiento tuvo su origen en las investigaciones del científico Christopher Day, cuyas observaciones no podían explicarse de otro modo que con la hipótesis de que los glicanos pueden interactuar con otros glicanos en el nivel celular.

A partir de ese hallazgo, el equipo de científicos comprobó más de 60 interacciones de gran afinidad en cuatro tipos diferentes de patógenos bacteriológicos. Entre ellos, los causantes de la salmonela, la neumonía, las infecciones del oído medio o la obstrucción pulmonar crónica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)