El festival Cuchara Brava promueve la cocina de Los Ríos

El festival Cuchara Brava promueve la cocina de Los Ríos. Foto: Ana Veintimilla/ Sabores

Gastronews

El llapingacho venció en el festival Cuchara Brava

Redactora. (I)

El festival Cuchara Brava reunió a más de 6 000 comensales en Babahoyo para su tercera edición, la cual se celebró el 20 y 21 de octubre. 20 huecas y emprendimientos salieron a la calle regenerada de la ciudadela El Chofer para proponer a los visitantes un día en familia para degustar la cocina típica de Babahoyo.

Este año se eligió a los llapingachos Don Pío como la hueca ganadora, por su sabor y propuesta. El premio consiste en una beca de un año de estudios en la Escuela de los Chefs en Guayaquil.

El negocio familiar lleva 30 años de existencia en Babahoyo, ofreciendo un platillo que no se encuentra mucho en la Costa. En el restaurante han tomado la receta tradicional del plato ambateño para convertirla en una preparación propia. Sirven cuatro tortillas de papa con chorizo, huevo y la clave está en su acompañante de salsa de maní, lo que hace de este un platillo jugoso.

Pío Valverde recibe el reconocimiento de hueca ganadora de manos de Julio Cruz, organizador del evento

Pío Valverde recibe el reconocimiento de hueca ganadora de manos de Julio Cruz, organizador del evento. Foto: Cortesía Cuchara Brava.

Guillermo Valverde, propietario del local, cuenta que el establecimiento era de su tía, quien inició vendiendo preparaciones de tortillas de verde. Probó con la elaboración de los llapingachos y, desde entonces, su receta ha sido heredada. El nombre del local es en honor a su padre Pío Valverde, pero Guillermo asegura que quien conoce a fondo y da el toque secreto de la receta es su madre, Graciela Veliz.

Valverde explica que el maní manabita es una de las claves para la salsa y su punto entre líquido y viscoso dan más sabor a las tortillas. Pero reconoce que por ser una preparación tradicional de la Sierra, no se la encuentra fácilmente en Babahoyo, por lo que se han convertido en una propuesta diferenciada.

Durante el festival, Valverde señala que se vendieron más de 600 platillos en los dos días del evento. El reconocimiento de su receta les tomó por sorpresa. “Ahora estamos peleándonos a ver quien aprovecha la beca”, ríe Valverde, quien añadió también que debido a la alta demanda de sus llapingachos han buscado ampliar su negocio a otras ciudades. En dos meses, aproximadamente, se los podrá encontrar en Guayaquil.

Los llapingachos de Don Pío se consumen con salsa de maní.

Los llapingachos de Don Pío se consumen con salsa de maní. Foto: Ana Veintimilla / Sabores.