Isabella Chiriboga y Juan Sebastián Pérez. en La: ueca. Foto: Patricio Terán/ Sabores.

Isabella Chiriboga y Juan Sebastián Pérez. en La: ueca. Foto: Patricio Terán/ Sabores.

Menu ecuatoriano

La:ueca, el nuevo proyecto que alberga El Laboratorio

Ana Veintimilla.
Redactora (I)

El primer proyecto gastronómico de El Laboratorio concluyó el 12 de diciembre. Banh Mi es una propuesta de sánduches vietnamitas con ingredientes locales. Camilo Kohn, Felipe Salas y Juan José Gómez probaron con el público el funcionamiento de su cocina y ahora trabajan en la creación de un local permanente en La Floresta.

Tras la salida de Banh Mi se abrió la convocatoria para un nuevo proyecto culinario. Así nació La:ueca. Tres mentes creativas –así les gusta llamarse- se unieron para transmitir nuevas ideas sobre la cocina local. Isabela Chiriboga, Sebastián Samaniego y Juan Sebastián Pérez materializaron La:ueca, restaurante que abrió el 27 de enero, en El Laboratorio (Lizardo García E10-63 y 12 de octubre).

Durante dos meses probarán su oferta que muestra como debería ser una hueca en el 2016, explica Samaniego. Atrás quedan los lugares pequeños, son reemplazados por una cocina abierta. Se olvidan los platos de comida que no cumplen registros sanitarios para consumir platillos con presentaciones creativas y sabores innovadores que ponen al comensal a cuestionar los límites de la cocina ecuatoriana.

Un tartare de trucha andina que lleva hoja y cabellos de maíz frita podría pensarse como un alimento costoso. Pero en La:ueca se da un giro hacia la comida innovadora con precios accesibles. A tan solo USD 5 se puede probar los tartare o los ceviches curados en limón y frutas de temporada. Como el ceviche ancestral de taxo que, además, mezcla el jugo de esta fruta con jugo maracuyá, ají encurtido, tomates, pepino y cilantro, sobre los cubos de pescado.

La idea es que la comida sea accesible. Foto: Patricio Terán/ Sabores.

La idea es que la comida sea accesible. Foto: Patricio Terán/ Sabores.


Aquí se trabaja con el movimiento ‘slow fish’, en donde la pesca del día permite acoplar el menú. Los apanados, por ejemplo, se trabajan con camarones y este tipo de pesca, rebozando los frutos del mar en masa de cerveza. En una carta de 10 platos, Pérez explica que buscaron “las maneras más claras para poder utilizar productos frescos”.

Según Chiriboga La:ueca es un espacio donde se transmite sencillez, fusión e innovación. “Es un proyecto que busca rescatar nuestros sabores en un ambiente donde se puede jugar y disfrutar”, concluye la chef.

________