Pablo Cuvi ganó el Premio Nacional de Gastronomía a la Mejor Labor Periodística 2015. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Pablo Cuvi ganó el Premio Nacional de Gastronomía a la Mejor Labor Periodística 2015. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

sibaritas

Pablo Cuvi difunde la cocina como parte de su vida

Ana Belén Veintimilla
Redactora (I)

El ganador del Premio Nacional de Gastronomía a la Mejor Labor Periodística 2015 fue Pablo Cuvi, escritor y sociólogo. Su vida no ha sido enteramente dedicada a la gastronomía, pero su historia se ha vinculado con el arte de cocinar.

Cuvi se crió en Manta bajo la influencia de dos regiones Sierra y Costa, esas dos cocinas estuvieron presentes siempre. En los años 80 Cuvi inició un proceso de investigación propio, recogió recetas de gente de las culturas de cada pueblo al que conocía y así hizo su primer levantamiento personal de la comida del país.

Pero, en 1996, le hicieron la propuesta para elaborar un libro que recopile este tipo de investigación en donde se recojan recetas de todo el Ecuador. Ahí empezó ‘Recorrido por los sabores del Ecuador’, la publicación que reúne preparaciones ancestrales, trucos e innovaciones de las recetas tradicionales del país.

Pablo Cuvi ganó el Premio Nacional de Gastronomía a la Mejor Labor Periodística 2015. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Lo más complicado dice Cuvi era “que las viejitas te den la receta“, pero la amabilidad del pueblo ecuatoriano se mostró enseguida. Su travesía por el país le abrió puertas en hogares tradicionales, que le invitaban a comer, probar las distintas preparaciones y le mostraban el sabor distintivo de cada cocina.

“Lo que no me esperaba es cómo el tema de la cocina unifica a todo el mundo", dijo sobre su viaje. La aventura hace casi 20 años le dio el panorama del interés universal que existe por la cocina, además de visibilizar cómo es que la comida se convierte en herramienta importante para la identidad del pueblo.

Para Cuvi, la memoria influye mucho en la forma de percibir los sabores, por ello la comida de la infancia va creando el gusto. Sin embargo, esta tradición de comer en familia, reunirse a almorzar se perdió en el país: “hasta hace una generación, antes de la urbanización, la gente seguía comiendo de manera tradicional“. Por ello, explica que este nuevo ‘boom de la cocina ecuatoriana’ -como nombró a este realce de la gastronomía en uno de sus artículos para la revista Diners- es parte de una línea regional que se vio en Perú al investigar su cocina e innovarla sin perder la tradición.

Pablo Cuvi ganó el Premio Nacional de Gastronomía a la Mejor Labor Periodística 2015. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO


Lo que pasa en el país hoy surgió con el cambio de estatus de los cocineros y de la cocina llevada, sobre todo, por la generación que salió del país a finales de los 90 e inicios del 2000 para estudiar gastronomía en países como Argentina.

Su investigación culinaria ha seguido a lo largo de los años con publicaciones en revistas como Diners o In, de Lan Chile, pero considera que aún hace falta crear más espacios y buscar formas de hacer atractivo el tema de la cocina y aún más saludable.

Pero recuerda -entre risas- que el libro es el “el único que me ha dado de comer", por que hasta tuvo la oportunidad de testear las recetas ya con los impulsadores de la publicación, con la cual siente felicidad por difundir la cocina ecuatoriana.

________