Canelazo (izquierda), mistela (centro) y rosero (derecha) preparados por el chef Diego Morales del Hilton Colon. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Canelazo (izquierda), mistela (centro) y rosero (derecha) preparados por el chef Diego Morales del Hilton Colon. Fotos: Patricio Terán y Armando Prado / EL COMERCIO

secretos

Las claves para preparar cinco bebidas tradicionales quiteñas

Ana Belén Veintimilla

Festejar a Quito puede convertirse en un divertido descubrimiento culinario. Por ello, Sabores trae algunos trucos que permitirán elaborar bebidas que se identifican con la ciudad por su tradición, así como por su innovación.

Te invitamos a poner a prueba tus conocimientos sobre las bebidas tradicionales quiteñas y a aprender los secretos para prepararlas. 

El canelazo

Por excelencia se ha convertido en la bebida que acompaña a las frías noches quiteñas. Durante las fiestas aumenta su presencia en restaurantes y bares. Se la conoce en los Andes como una preparación sencilla que lleva agua, canela, azúcar y aguardiente de caña. Sin embargo, el canelazo más tradicional en las fiestas de Quito lleva jugo de naranjilla y siempre se sirve caliente.

El secreto: Según el chef Diego Morales, de Hilton Colón Quito, la cocción de la canela es el truco para un canelazo aromatizado. Con 20 minutos de infusión se puede lograr una esencia concentrada.


Rosero

Una bebida espesa, así es el rosero. El aspecto frutal de esta receta hace de este 'comeibebe' una refrescante bebida sobre todo para festejar a la ciudad. Se saboriza con agua de rosa y agua de azahares. Lleva frutas como el babaco y las frutillas. La cocción del mote se debe elaborar con tres días de anticipación para poder remojarlo antes de acompañarlo con el jugo de las compotas frutales.

El secreto: El agua de azahar. Esta infusión permite un sabor ácido que es característico del rosero.


Mistela

Las mistelas se pueden consumir como bajativo, después de un almuerzo festivo. La infusión para esta receta puede variar de frutas y hierbas como las de menta, mandarina o durazno. Pero para la elaboración tradicional se realiza con una infusión de cáscara de naranja, café, canela y clavo de olor. El licor con el que se acompaña esta composición es el aguardiente de caña.

El secreto: La infusión –según Morales- debe durara mínimo 15 minutos. Cuando se percibe un aroma intenso la infusión está hecha.


Naranja y Fresa

El canelazo también puede convertirse en un coctel más innovador. Así lo ha planteado Francisco Larco, chef del restaurante de Galería Ecuador. Para ello utilizó jugo de naranja y fresa –cuyas texturas permiten mantener el ‘look’ de la bebida todo el tiempo-. A estas opciones frutales se añade un licor con la base de la infusión de canela.

El secreto: El coctel no lleva azúcar, pues el destilado que utilizan es Prioste, un licor que lleva dulce gota, un sustituto del azúcar.


Morazo

La canela vuelve a aparecer como base en esta preparación que -para Larco- se bautiza como 'morazo'. A pesar de que no goza de la misma popularidad que el canelazo esta bebida es tradicional y se consume con la mora, fruta que entrega un contraste de acidez como la naranjilla. El jugo de mora en canelazo todavía se puede encontrar en lugares como La Ronda, pero Larco busca posicionarlo porque “se encuentra en vías de extinción”.

El secreto: El jugo de mora. La base con aguardiente y canela combinan perfectamente con un jugo frutal como la mora.

________