Gonzalo Maldonado

Teoría de la clase media

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 17
Triste 1
Indiferente 6
Sorprendido 7
Contento 0
10 de agosto de 2014 00:00

Economistas y académicos de áreas afines han dedicado grandes esfuerzos para definir a la clase media calculando sus ingresos.

Lester Thurow estudió casos de determinados países para identificar a los que percibían ingresos medios en esas economías. Esta metodología produjo información distorsionada, sobre todo en países donde había alta concentración de la riqueza.El Banco Mundial (BM) adoptó una metodología más laxa y definió como de clase media a quien gane entre 2 y 13 dólares diarios. En mi opinión, esta forma de cálculo sigue siendo problemática porque considera de estrato económico medio a cualquiera que perciba apenas lo indispensable para salir del umbral de la pobreza. (Según el BM, pobre es alguien que vive con menos de 2 dólares por día).

Otros economistas –liderados por Homi Kharas, del Brookings Institution–optaron por establecer un rango de ingresos para un sector medio que ellos llaman “global” o “mundial”. De acuerdo con esos cálculos, alguien de clase media es quien reciba ingresos entre 300 y 3 000 dólares por mes, en cualquier parte del mundo.

Por información de prensa sabemos que el 90% de los empleados de Claro gana hasta 2 000 dólares mensuales; y que el 77% de los empleados de Movistar percibe hasta 1 600 dólares por mes. Es decir, prácticamente todos los trabajadores de las telefónicas privadas perciben ingresos de clase media. ¿Las utilidades que reciben esos mismos trabajadores aumentan sus ingresos hasta volverlos de clase alta?

Los 13 000 dólares que Movistar pagó a cada empleado por concepto de utilidades incrementó en 1 000 dólares mensuales el ingreso de ese trabajador. De esta forma, alguien con un salario de 1 600 habría tenido una compensación promedio de 2 600 dólares por mes, tras recibir sus utilidades. Este ingreso sigue siendo de clase media, según los parámetros que he descrito antes.

La reducción de utilidades afectará más a quienes ganen hasta 1 000 dólares mensuales y que son más de la mitad de todos los empleados en ambas telefónicas (51% en Movistar y 56% en Claro).

Si en vez de 13 000 dólares se distribuyeran 2 600 dólares –como estipula la propuesta del Ejecutivo– un trabajador que gane 500 dólares mensuales sufriría una merma de ingresos superior al 50%.

¿Es viable que una empresa compense esa reducción aumentando el salario del trabajador en la misma proporción? Es difícil que algo así ocurra porque la empresa estaría restando dinero para inversiones, por ejemplo.

La reducción de utilidades de los empleados de las telefónicas podría causar más perjuicios que beneficios, sobre todo a aquellos que ganan salarios más bajos. Las utilidades distribuidas no son tan grandes como para producir un enriquecimiento abrupto o excesivo de ningún trabajador en esa rama.