Vicente Albornoz Guarderas

Nada de sobreendeudados

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
29 de July de 2012 02:10

No, el Ecuador no está sobreendeudado. Una revisión a los datos puede demostrarlo fácilmente. Puede ser que haya casos puntuales de endeudamiento excesivo, pero la sociedad en su conjunto no está sobreendeudada.

Es más, los mismos datos que refutan la existencia de un sobreendeudamiento, revelan también algunos de los vicios del funcionamiento actual de la economía.

A diciembre del año pasado, las empresas y las familias ecuatorianas le debían al sistema financiero USD 20 800 millones, lo cual puede sonar como una cantidad astronómica, pero que es equivalente a algo menos de un tercio del tamaño de la economía del país (32% del PIB). Y ese dato, en comparación con otros países, es relativamente bajo.

La deuda total de las empresas y las familias colombianas es un poco más grande que la ecuatoriana en relación con el tamaño de toda su economía (35%), mientras que en Chile es bastante más del doble (73%). En el Perú, por su parte, el dato es algo más bajo (26%). La comparación con los países más cercanos nos pone en el segundo lugar de los menos endeudados.

La comparación hasta aquí ha sido del nivel total de endeudamiento del país, sumando las deudas de las familias y de las empresas, pero algunos temas interesantes surgen del análisis por separado. Por ejemplo, resulta que de los cuatro países hasta ahora citados, el Ecuador es el único donde las familias están más endeudadas que las empresas, lo cual vuelve más evidente que nuestro modelo está más basado en el consumo y la construcción de viviendas que en la inversión productiva.

En Colombia, Perú y Chile, las deudas de las empresas son casi siempre el doble que las deudas de las familias, lo cual revela que en esas economías la inversión de las empresas tiene un rol más importante. Por lo tanto, esas economías crecen en función de las inversiones que hacen sus empresas, que se financian con deudas que contraen con el sector financiero.

Resumiendo. Entre Colombia, Ecuador, Perú y Chile, nuestro país es el segundo menos endeudado, pero es el único donde las familias tienen más deudas que las empresas. Esto es un síntoma de que la economía del Ecuador está más basada en consumo y vivienda y menos en inversión productiva.

Limitando el análisis a la deuda de las familias, éstas le deben al sector financiero en el Ecuador una cantidad equivalente al 18% del PIB.

Pero eso tampoco permite afirmar que están sobreendeudadas, pues las familias chilenas tienen más deudas (28%), y en países más lejanos como España, Alemania o Canadá, este número es cercano al 70%.

Sobreendeudadas están las familias griegas que les deben a sus bancos 1,3 veces el tamaño de su economía o las japonesas que les deben más del doble. El Ecuador, véaselo como se lo vea, no está sobreendeudado.