Dennis Rodríguez

Los ‘cucos’ que espantan a los corruptos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 2
Indiferente 3
Sorprendido 12
Contento 159

Esta columna no tiene nada que ver con un filme de terror o de ficción, en esta temporada de entrega de premios cinematográficos. En realidad, se refiere a los ‘cucos’ que se les han aparecido en el camino a los corruptos del mundo y a los testaferros de estos.

Uno de ellos es Financial Crimes Enforcement Network (FinCEN, por sus siglas en inglés). ¿Qué ha descubierto esta instancia del Departamento de Tesoro de Estados Unidos? Entre otras cosas, actividades non sanctas de parte de miles de personas que se han apoderado de los fondos públicos o han recibido sobornos de firmas e instituciones oficiales y privadas.
Los expertos de la FinCen literalmente se zambullen en el océano de dinero mal habido, que cada año representa un oneroso ‘impuesto’ para los ciudadanos y las empresas en los países en desarrollo y que bordea los USD 2 600 millones. La abultada cifra ha sacado en limpio Frank Vogl, cofundador de Transparencia Internacional (TI), otro ‘cuco’ de los corruptos y sus cómplices.

Como parece ser un terreno más que abonado para el desvío de fondos, FinCEN se ha enfocado en los últimos años en Venezuela. Y no sorprende en esto al menos por dos factores. Uno, la República Bolivariana se ubica como uno de los países más corruptos del planeta, en el Índice de Percepción de la Corrupción 2015 que TI publicó. Y dos: unos USD 300 000 millones fueron desviados de las arcas fiscales, según ha señalado el bien informado periodista venezolano Nelson Bocaranda.

¿Dónde se oculta la enorme cantidad de dinero de los venezolanos? En diversos sitios. Por ejemplo, FinCEN reportó, el año pasado, que unos USD 2 000 millones fueron ‘lavados’ en el banco BPA de Andorra, luego del pago de millonarias comisiones. Y ahora se han hallado evidencias de ‘blanqueo’ de millones de dólares en instituciones financieras de Brasil y de la lejana República Islámica de Irán, así como en 'paraísos' fiscales del Caribe.

Dada la dimensión de la corrupción a escala mundial, con seguridad habrá que esperar más novedades.