Aura Lucía Mera

Por las rutas del Quijote

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 2
Contento 27

Columnista invitada

Deambular por “...esos lugares de La Mancha...”es internarse en el mundo mágico donde un Hidalgo montado en un caballo flaco y huesudo, Rocinante, acompañado de un rechoncho y práctico compañero a horcajadas de un burro y revivir mentalmente todas sus aventuras, peripecias, desengaños, ilusiones, fatigas y amores imposibles...

Es desconectarse de la globalización demente, de la politiquería, de las polarizaciones, de la corrupción rampante universal, del asco cotidiano que producen los noticieros y de la vergüenza de estar viviendo en un mundo que perdió el corazón y no tiene interés en buscarlo.

Llegar a La Venta en Puerto Lapice... pedir un plato de Gachas manchegas... esa comida a base de pan refrito, aceite de oliva, trozos de jamón o chorizo, comida de campesinos, acompañándola con una vaso lleno del vino de la tierra... Imaginar a Dulcinea... o revivir la paliza que los curas le propinaron a Sancho cuando el Quijote arremetió contra ellos acusándolos de querer secuestrar su amada doncella... Pasar los dedos por los nudos de paja entrelazada en la madera con la que fabricaban las yuntas para el arado...mirar los tejadillos blancos y azul añil que sostenían los portales...

Seguir a Campos de Criptana y divisar en lo alto, los impactantes Molinos de Viento. Blancos. Altivos. Desafiantes con sus aspas negras, como los tentáculos de esos monstruos que hicieron alucinar al Caballero Andante... Y una vez en la cima, dejar vagar los ojos por ese horizonte infinitamente llano de La Mancha, ahora verde por la primavera que acaricia el trigo y la cebada, los campos de lavanda, y el amarillo de las flores de retama...

Se detiene el tiempo pero la historia es la misma. Siempre existirán seres soñadores. Idealistas. Emprendedores de gestas nobles y otros pragmáticos, realistas, prácticos y fieles. Siempre existirán monstruos, molinos de vientos, batallas perdidas, amores imposibles, bandidos y caballeros...

Retomo la esperanza, a lo mejor no todo está perdido en el caos y cada uno de nosotros permite de nuevo que en nuestro corazón cabalguen juntos esos dos personajes que persiguieron siempre encontrar o contribuir a un mundo mejor! Aquel de ideales y sueños, realidades y logros .Un universo amable donde quepamos todos!

PD: Recibo un libro de uno de nuestros mejores prosistas, uno de los fundadores del Nadaismo... Eduardo Escobar, titulado Cabos Sueltos... Y precisamente, refiriéndose al Quijote recalca la importancia suprema de Sancho Panza... “-Don Quijote murió al recobrar la razón. Cervantes también murió. Sancho Panza prospera... Victorioso. Decepcionado de los heroísmos de su patrón, harto de gigantes y de palos. Sancho Panza ríe a carcajadas cuando se acuerda de las huecas pretensiones de Don Quijote detrás de un mundo mejor del que vivimos...”

Con razón Pepe Mujica sostiene que los verdaderos héroes de la tierra son los Sancho Panzas y no sus patrones...