26 de December de 2010 00:00

Retos a Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
jorge ribadeneira araujo

El asalto al alcalde Augusto Barrera es una muestra de los problemas de Quito al cambiar de año. Pero la seguridad no es, por cierto, el único reto. Tenemos a la vista un aeropuerto casi paralizado y con sus vías bajo la amenaza de ser tan congestionadas como las calles de la ciudad, un pico y placa ya superado ampliamente por el crecimiento automotor y, por añadidura, exigencias y atrasos por doquier. Los esfuerzos municipales del año 2010 –en buena hora casi difunto- han sido plausibles en algunos sectores pero ahora están sometidos a un desafío implacable. Felizmente, la inseguridad quiteña no se ha reflejado –como en otras ciudades- en asesinatos. Pero sí en índices muy altos de asaltos personales y robos a domicilio. El delito en alza es un serio problema en la capital y alrededores. Ojo.

La renegociación del nuevo aeropuerto de Quito dio inicialmente algún resultado económico favorable, según se anunció. Pero a la larga va convirtiéndose en un mal negocio y circulan cifras inquietantes sobre las pérdidas reales. Durante el año que termina prácticamente no hubo avance en las obras y tampoco se ha iniciado la “vía Gualo”, que es uno de los aportes del Gobierno. Se espera que en el primer trimestre- se reinicie el trabajo con ímpetu para que la gran obra termine en el 2012. Ojalá.

El alcalde Barrera afrontó con entusiasmo su misión y con valor el plan pico y placa, pero la realidad va confirmando que los desafíos pendientes eran muy serios y grandes en todos los frentes. El pico y placa, por ejemplo, se va quedando corto. En el 2010 aumentaron 45 000 vehículos y el próximo año pasarán de 50 000 más. El metro, posible gran solución, está en proceso de estudios y con la oferta de entrar en la esperada línea de apoyo gubernamental. El plan contempla 14 nuevas vías de descongestión.

Las “ciudades satélites” –Cumbayá, Mitad del Mundo, Los Chillos- continúan formando parte del club “tierra de nadie”, en que fueron incluidos en las anteriores administraciones municipales y provinciales. Mientras tanto siguen aumentando las congestiones y en el caso de Cumbayá se unen al problema que se perfila con miras al transporte dirigido al nuevo aeropuerto.

Los temas pendientes son varios –parques, basura, organización institucional- y uno de ellos se refiere a la expectativa por el apoyo real del Gobierno central. Por cierto, las relaciones entre el Gran Jefe Correa y el burgomaestre Barrera son reconocidamente positivas, hay ofertas oficiales, Quito sigue en su crecimiento impulsado por la emigración interna y por la actividad privada. Los presagios del censo hablan de una aproximación a los tres millones en el Gran Quito. La ciudad Carita de Dios necesita el aporte de todos. Un feliz 2011.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)