Vicente Albornoz Guarderas

Patiño, el liberal

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
3 de July de 2011 00:25

En este país donde reinan los desacuerdos, encontrar una notable cercanía ideológica con el canciller es un tema que realmente me alegra. Y lo digo sin ironía.

Resulta que Ricardo Patiño argumentó a favor de la libertad de Rafael Correa de colocar su dinero en el sitio que considere conveniente. En este punto no puedo estar más de acuerdo con el canciller. No sólo Rafael Correa, sino cualquier persona tiene el derecho a colocar sus recursos en donde su mejor entendimiento le dicte.

Si Correa cree que su dinero está más seguro invertido en un departamento en Bélgica, no veo ninguna razón para criticarlo. Al tomar una decisión económica como esa, el está haciendo uso de su innata libertad que, en el área económica, se refleja en la autonomía de decidir dónde coloca sus recursos, dónde invierte, a quién vende su fuerza de trabajo, en qué restaurante come, etc.

Adicionalmente, el Ministro de Relaciones Exteriores dio un ejemplo de cómo debe expresarse la libertad económica. Dijo que depositar el dinero de una persona en un país o en otro es una decisión comparable a la decisión de ir a una cadena de restaurantes o a otra. Difícilmente podría estar más de acuerdo con el Ministro. Tan libre debería ser la decisión de dónde comer como la de dónde depositar la plata.

El liberalismo es una escuela de pensamiento que da un especial énfasis a la libertad de las personas. Yo siempre he creído que a la libertad hay que sumarle la justicia y la solidaridad para crear una mejor sociedad, pero no por eso voy a negar la importancia de reconocer a la libertad como uno de los pilares centrales para el buen funcionamiento de la país y me alegra saber que, en este campo, el canciller y yo tenemos una posición común.

Lo que no entiendo es por qué la política del gobierno contradice las ideas liberales de uno de los fundadores de Alianza País. Coincide que justo en tema de dónde depositar la plata, el gobierno está limitando nuestra libertad porque puso un impuesto del 2% a la salida de divisas. También ha implementado regulaciones que les limitan la posibilidad de los bancos de tener recursos depositados en el extranjero y ahora está discutiendo una reforma tributaria que prohibiría a las empresas exportadoras colocar fuera del país el producto de sus ventas. Parece que se quiere hacer todo lo posible para impedir el libre flujo de capitales.

Todo esto es una seria contradicción con la libertad económica que predica Patiño o es una forma de doble discurso, pues a Rafael Correa sí se le da la libertad de colocar su plata en Europa, pero a los bancos ecuatorianos no se les da esa opción. En realidad, dar unos derechos a unos y otros derechos a los demás es una discriminación. Obviamente un liberal como el señor Patiño estará, al igual que yo, totalmente opuesto a cualquier tipo de discriminación.