Geovanny Tipanluisa

Militares, femicidio, droga y accidentes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 8
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 21

La campaña electoral terminó y el Mandatario que asuma este 24 de mayo recibirá un país con fuertes retos en materia de orden público. Por ejemplo, la relación Gobierno-FF.AA. queda debilitada, con 16 altos oficiales cesados desde el 2016 por exponer su desacuerdo con las decisiones oficiales; con un aire de división entre oficiales y personal de tropa; con un Issfa carente de recursos económicos para entregar créditos a sus asegurados.

Pero esta es solo una parte del legado que dejará la actual administración. El femicidio también inquieta: 32 mujeres perdieron la vida violentamente entre el 1 de enero y el 3 de marzo. El tema ya fue analizado por las autoridades el 26 de enero y el año pasado los DD.HH. lanzaron la alerta de que las víctimas son estranguladas, decapitadas, mutiladas y señaló que eso denota crueldad, saña, odio y desprecio hacia la mujer.

El Gobierno dice que cada vez hay menos homicidios y que el 2016 cerró con una tasa de 5,6 casos por 100 000 habitantes. Sin embargo, no es suficiente ver las macrocifras, sino también el drama detrás de cada caso. 

Que se conozca que solo en las primeras tres semanas de enero, 26 niños quedaron sin sus madres y en muchos casos sus padres fueron detenidos o están prófugos de la justicia por la muerte de sus parejas.

Es decir, es un tema por demás sensible, como también lo son los accidentes viales que en el 2016 dejaron 1 967 muertos en el país.

Hay mucho que hacer en esta materia, pues el Gobierno flexibilizó la entrega de licencias para los conductores no profesionales. Y para los buses se eliminó una de las dos revisiones vehiculares al año, aunque ahora la autoridad diga que los daños técnicos no influyen mayormente en los siniestros. Es cierto, pues representa el 0,97% de todas las causas, pero en marzo un siniestro que inicialmente se atribuyó a la falla de frenos causó 12 muertos.

La droga es otro tema pendiente y este Gobierno se despide con un polémico proyecto, pues plantea que los alcaloides se consuman solo en la casa. ¿Será posible? Nadie lo sabe.