12 de May de 2010 00:00

“' por miedo”

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
León Roldós Aguilera

Muy grave es actuar por miedo. Acaba de hacerlo el gobierno de Correa ante la administración norteamericana.

Palabras de Diego Borja, presidente del Directorio del Banco Central del Ecuador, en relación a su viaje a Washington para dar explicaciones sobre las relaciones con Irán, edición de El Universo de mayo 6 del 2010:

“Existe una normativa de una oficina de regulación de las Naciones Unidas (OFAC) que condena al EDBI -Banco de Desarrollo y Exportación de Irán- y al Banco Central de Irán. Esta normativa impide que estos bancos tengan relaciones con agentes norteamericanos. Si el Banco Central del Ecuador mantendría relaciones con esos bancos -los iraníes-, podría sufrir represalias de los que dan servicio de transporte de billetes. Por estar en la lista del GAFI ya hemos tenido problemas con transacciones comerciales ecuatorianas, pues los bancos les piden más documentación que la habitual”.

Sigue Diego Borja: “Si a juicio de la Reserva Federal, el BCE mantiene relaciones inconvenientes con Irán, podría haber la prohibición de que salgan billetes de EE.UU. al Ecuador”.

Ante la pregunta: ¿Existió el peligro inminente de que no vinieran billetes, o era una cuestión preventiva?

Respuesta: “Fue una cuestión preventiva, pero en la medida del antecedente grave e injusto que fue incluirnos en la lista del GAFI, con un interés velado sobre la relación con Irán”.

Aclaración: La OFAC no depende de la ONU, como dice Borja, sino es la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de EE.UU. que hace cumplir las sanciones económicas y comerciales sobre la base de la política exterior de EE.UU. y los objetivos de seguridad contra países extranjeros y amenazas a la seguridad, la política exterior o a la economía de EE.UU. Una especie de gendarme sancionador del imperio.

Borja también dijo “El Banco Central del Ecuador no puede poner en riesgo su reputación. El BCE no va a actuar ni como sucursal, ni como representante de los bancos de Irán”.

Lo malo es que en visita de Correa a Irán, se firmó el protocolo de 6 de diciembre del 2008 entre el EDBI y el BCE por el que el Ecuador autoriza que el EDBI -una especie de banco apestado, ahí sí por resolución del Consejo de Seguridad de la ONU- realice sobre sus cuentas operaciones de tesorería y de mercado de dinero, servicio mutuo de uso de cuentas y transacciones financieras de emisión y confirmación de cartas de crédito y garantías, como que fuese el propio banco iraní.

Ese convenio tuvo informe negativo de la unidad técnica del Central, pero Correa lo impuso.

Lamentable que el Gobierno después de ese protocolo y desplantes ante EE. UU., se humille por miedo ante el imperio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)