Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 32

No todas son iguales; las hay generosas, llenas de luz, u opacas y sin presagios. Si conmemoran una efeméride, suelen ser voluntariamente solemnes y dignas. La Academia Ecuatoriana de la Lengua, con la generosa colaboración de la Universidad Técnica Particular de Loja ha preparado, a partir de hoy, una semana de jornadas cervantinas, en conmemoración de los 400 años de la muerte de don Miguel de Cervantes, cuyo recuerdo honramos aquí con la lectura de su inimitable autorretrato:

“Este que veis aquí, de rostro aguileño, de cabello castaño, frente lisa y desembarazada, de alegres ojos y de nariz corva, aunque bien proporcionada; las barbas de plata, que no ha veinte años que fueron de oro, los bigotes grandes, la boca pequeña, los dientes ni menudos ni crecidos, porque no tiene sino seis, y ésos mal acondicionados y peor puestos, porque no tienen correspondencia los unos con los otros; el cuerpo entre dos extremos, ni grande ni pequeño, la color viva, antes blanca que morena; algo cargado de espaldas y no muy ligero de pies; éste, digo, es el rostro del autor de La Galatea y de Don Quijote de la Mancha, …, y otras obras que andan por ahí descarriadas, quizá sin el nombre de su dueño. Llámase comúnmente Miguel de Cervantes Saavedra. Fue soldado muchos años, y cinco y medio cautivo, donde aprendió a tener paciencia en las adversidades. Perdió en la batalla naval de Lepanto la mano izquierda de un arcabuzazo, herida que, aunque parece fea, él la tiene por hermosa, por haberla cobrado en la más memorable y alta ocasión que vieron los pasados siglos, ni esperan ver los venideros, militando debajo de las vencedoras banderas del hijo del rayo de la guerra, Carlo Quinto, de felice memoria”.

Celebraremos la suya, con conferencias sobre su obra y su persona alternadas con un ciclo de cine quijotesco, por iniciativa del cervantista riobambeño Franklin Cepeda. Llegarán a Loja, para participar en las jornadas, el director de la Real Academia Española y presidente de la Asociación de Academias, Darío Villanueva; el director de la Academia Uruguaya de Letras, Adolfo Elizaincín; el exdirector de la Academia Peruana, Marco Martos y el coordinador de la Comisión Lingüística de la Academia Colombiana, Juan Carlos Vergara, además de los académicos ecuatorianos Susana Cordero, Hernán Rodríguez Castelo, Francisco Proaño, Juan Valdano, Diego Araujo, Oswaldo Encalada, Cecilia Ansaldo.

La realización de estas jornadas es posible gracias al entusiasmo del rector de la UTPL, José Barbosa Corbacho, y al apoyo conjunto de su vicerrector, Santiago Acosta, y de su secretario, Gabriel García Torres. Los profesores Ángel Martínez de Lara, Galo Guerrero Jiménez y Carlos Jaramillo Jaramillo presentarán también sendas conferencias en este ciclo singular.

Si para Miguel de Cervantes, Carlos Quinto fue ‘de felice memoria’, para el mundo entero lo es él, don Miguel, quien, desde 2015 y sin metáfora, es estrella en el firmamento, que orbitan los planetas don Quijote, Sancho Panza, Dulcinea y Rocinante, sin fin…