16 de February de 2010 00:00

Mujeres en el poder

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

No sería exacto decir que el hecho de que una mujer llegue al poder político de una nación implique cambios de fondo en la manera de conducir un Estado. A lo largo de la historia, el mundo ha sido testigo de cómo algunas mujeres han ejercido el mando con dureza, mientras otras lo han hecho con amplitud democrática y respeto a todas las libertades y derechos.

Sin embargo, en una sociedad y una cultura machistas, como la que aún domina en el mundo a pesar de los avances que se han logrado, sí es un enorme mérito y un reconocimiento al género, que una mujer llegue al alto poder por la vía electoral.

El reciente triunfo presidencial de Laura Chinchilla, en Costa Rica, consolida una creciente tendencia mundial y latinoamericana la cual, sin analizar su mayor o menor capacidad para manejar el Estado y mantener el espíritu democrático, se ha vivido en los últimos años en Chile, con Michelle Bachelet, o en Argentina, con Cristina Fernández.

Laura Chinchilla, con su contundente victoria de hace pocos días en primera vuelta, se convirtió en la primera Presidenta de su país y en la octava en la historia de América Latina. Sigue los pasos de la argentina María Estela Martínez de Perón (1974-1976), la nicaraguense Violeta Chamorro (1990-1997), la panameña Mireya Moscoso (1999-2004), entre otras.

Eso reafirma la necesidad de que la sociedad tenga mayor apertura, deje atrás los viejos mitos machistas y admita que la alternabilidad democrática no solamente debe referirse a tendencias ideológicas sino a distintas maneras de asumir la realidad y, en eso, no hay duda de que las mujeres tienen otra sensibilidad y otra visión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)