Juan Pablo Lira B.

‘Los años chilenos de Fuentes’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
22 de May de 2012 00:01

Carlos Fuentes, además de ser uno de los más grandes escritores de habla hispana, fue uno de los máximos embajadores culturales de México. Pero en su historia personal hay otros países que han marcado a fuego como Panamá, donde nació en 1928, Inglaterra, donde vivió en los últimos años. París donde descansan sus hijos y donde el mismo reposará.

En Chile vivió entre los 11 y los 15 años, dejando raíces, además de amistades que perdurarían toda la vida. La razón de ese paso, la profesión de diplomático de su padre, que cumplió misiones también en Montevideo, Río de Janeiro, Washington, Quito y Buenos Aires.

Fuentes se inició en la literatura tempranamente, sus primeros títulos fueron publicados poco después de los 20 años. Pero la semilla literaria germinó mucho antes, probablemente en su preadolescencia, en Santiago, cuando a los 12 años escribió el texto ‘Estampas mexicanas’, el cual fue publicado en el Boletín del Instituto Nacional de Chile, donde se interiorizó con la vida cultural local. En esos años forjó una larga amistad con José Donoso con quien compartió el ‘Boom’ latinoamericano, además de haber conocido la obra de Pablo Neruda, Vicente Huidobro, Gabriela Mistral, con alguno forjaría importante amistad. Fue amigo entrañable del filósofo Roberto Torreti y de otros intelectuales del país austral.

El inicio formal de su carrera literaria, se remonta a los años cincuenta, con la publicación de relatos. Su primera novela llegaría en 1958, “La región más transparente”, obra fundamental de la literatura latinoamericana.

A ella le siguen otros hitos: como ‘La muerte de Artemio Cruz’ (1962) y ‘Terra nostra’ (1975), en una producción que se mantuvo incansable hasta la actualidad. Así, dentro de sus últimas publicaciones se encuentra la novela ‘Adán en Edén’, en la que Chile está presente. De hecho escogió la Feria Internacional del Libro de Santiago para efectuar su lanzamiento mundial. Esa fue una de sus últimas visitas, siempre consideraba unos días en Santiago, para reunirse con amigos, los escritores Arturo Fontaine y Sergio Missana, o el ex presidente Ricardo Lagos. Con motivo de la elección de este Mandatario en el 2000, Fuentes publicó en El País de España: “Fue en Chile (esa segunda patria mía) donde se publicaron mis primeros escritos: aprendí que poesía y política, palabra y ciudadanía, eran términos hermanos. La lengua española no sólo era portadora de imaginación y belleza, sino, de libertad”.

Con Ricardo Lagos escribió: ‘El siglo que despierta’, su último libro, un análisis cultural y político de la actualidad, con especial mirada a Latinoamérica y al futuro. Fue el último eslabón de una relación indisoluble con Chile. Testigo privilegiado de cambios profundos que experimentaba Chile durante los gobiernos del Frente Popular donde absorbió demandas sociales, para luego traducirlas en México.