Estudios de comportamiento animal han determinado que los perros y gatos tienen preferencia por el uso de una pata sobre otra. Foto: Pixabay.

Estudios de comportamiento animal han determinado que los perros y gatos tienen preferencia por el uso de una pata sobre otra. Foto: Pixabay.

¿Cómo saber si tu mascota es diestra o zurda?

Tal vez te sorprenda saber que los felinos, al igual que los seres humanos, suelen favorecer el uso de una de sus patas sobre la otra. Es decir que, como tú, pueden ser diestros o zurdos.

Los gatos, por lo general, juegan con sus dos patas delanteras, por lo que puede resultar confuso averiguar cuál es la dominante. Sin embargo, varias investigaciones veterinarias han mostrado que la mayoría de ellos si tiene preferencia en el uso de una extremidad sobre otra, en especial si se trata de tareas complejas.

En 1991, un estudio en la Universidad Ataturk en Turquía mostró que 50% de los gatos tenían dominancia de su pata derecha, 40% de la izquierda y el 10% no favoreció el uso de alguna de las dos extremidades. Los gatos que se usaron en la investigación, y que mostraron alguna preferencia, reaccionaron más rápidamente con su pata dominante que con la que menos utilizan.

En 2009, una nueva investigación publicada en el Journal de Comportamiento Animal estudió la dominancia de las extremidades de 42 gatos. Encontraron que la mayoría de hembras eran diestras, mientras que los machos tenían preferencia por su pata izquierda para solucionar problemas complejos. Sin embargo, en tareas más sencillas usaban cualquiera de sus dos manos.

En 2012, los mismos investigadores mostraron que la preferencia se desarrollaba entre los seis y doce meses de edad. Los científicos concluyeron que esto podría deberse a hormonas y al alcance de la madurez sexual.

Con respecto a los perros, en el 2006 se publicó un estudio en la Universidad de Manchester que mostró que el 50% de los perros son diestros y el 50% zurdos. Una cantidad muy pequeña de individuos estudiados mostró ser ambidiestra.

Ahora, seguramente, te estás preguntando cómo puedes averiguar si tu gato o tu perro comparten contigo algo más que su amor por las hamburguesas, los ‘hot dogs’ y dormir en el sillón. Pues bien, el proceso no es tan simple como poner un juguete a su alcance y ver qué pata utilizan. Su preferencia suele manifestarse en cuestiones más complejas así que deberás hacer varias pruebas.

Si le enseñaste a tu perro a dar la patita, puedes poner atención a cuál usa con mayor frecuencia. Si está jugando sobre su espalda y pones tu mano sobre ellos, ¿qué mano utilizan para alcanzarla? Puedes intentar poner una galleta debajo de un librero o una mesa para ver con qué pata intentan sacarla. Observa con qué mano rasguñan la puerta cuando quieren entrar o salir de una habitación o qué mano usan para quitarse un poco de miel de su nariz.

Si luego de todas las pruebas, tu animal de compañía no muestra preferencia por una u otra pata, felicidades. Tu mascota es ambidiestra.